Internacional

Internacional

Kim Jong Il nombra general a su hijo para preparar la sucesión

Corea del Norte rompe su tradicional hermetismo para aupar a Kim Jong-un en el marco del trascendental congreso extraordinario del Partido de los Trabajadores

Día 28/09/2010 - 17.43h
REUTERS
El actual líder norcoreano, Kim Jong-il, junto a su hijo menor y previsible sucesor, Jong-un
Los norcoreanos han conocido por fin a quien, probablemente, dirija sus destinos durante los próximos años. Meses después de que los servicios secretos y expertos de todo el mundo vengan especulando con la sucesión de su caudillo, Kim Jong-il, el menor de sus tres hijos, Jong-un, ha sido ascendido a general.
Su nombramiento, anunciado por la agencia estatal KCNA, se produce en el marco del trascendental congreso extraordinario del Partido de los Trabajadores que se celebra estos días en Pyongyang. Dicho cónclave, que no se convocaba desde 1966, renovará la cúpula de este régimen estalinista y preparará la sucesión del “Querido Líder” Kim Jong-il, quien a sus 68 años arrastra las secuelas del infarto cerebral que sufrió en verano de 2008 y también podría sufrir diabetes.
Como todo en Corea del Norte, la vida de Kim Jong-un es un completo misterio y apenas hay fotografías de su rostro. Tan sólo se sabe que ronda los 28 años, estudió en Suiza bajo un nombre falso y se formó en la Universidad Militar de Pyongyang.
Joven e inexperto
A pesar de su juventud e inexperiencia, su promoción en el Ejército norcoreano demuestra que es el favorito del dictador, quien también heredó el poder de su padre y fundador del país, Kim Il-sung. Aunque el “Querido Líder” fue designado sucesor en 1973, cuando ascendió al número dos del Partido de los Trabajadores a los 31 años, su nombramiento no fue conocido en el resto del mundo hasta el histórico congreso de 1980. Y no tomó las riendas del país hasta la muerte en 1994 por ataque al corazón de su progenitor, a quien la propaganda todavía considera el “Presidente Eterno” de Corea del Norte.
En esta dinastía comunista hereditaria, la única del planeta a la espera de ver lo que ocurra con Fidel Castro en Cuba, la conferencia extraordinaria del partido único que rige Corea del Norte guarda bastantes similitudes con la que aupó a Kim Jong-il hace treinta años. Pero, a diferencia de su hijo, éste tenía dos décadas de experiencia política y venía acompañando a su padre en cada desfile militar o visita a cooperativas y fábricas estatales a las que acudía.
Apremiado, al parecer, por su delicado estado de salud, el “Querido Líder” se ha visto obligado a acelerar su relevo para evitar una lucha por el poder que podría hundir en el caos a Corea del Norte, uno de los Estados más pobres del mundo pero dotado de armas nucleares. Un escenario que no desean sus vecinos más cercanos, como Corea del Sur o Japón, ni su principal aliado, China, que teme una oleada de refugiados como la que inundó sus fronteras durante la “Gran Hambruna” de mediados de los 90.
Para facilitar la sucesión, Kim Jong-il también ha nombrado general a su hermana Kyong-hui, de 64 años. Junto a su marido Jang Song-thaek, designado en junio vicepresidente de la todopoderosa Comisión Nacional de Defensa, ejercerá de regente en caso de que el “Querido Líder” fallezca hasta que Kim Jong-un pueda tomar el poder.
Futuro de continuidad
Mientras tanto, el pleno del Partido, que está decidiendo “acontecimientos cruciales” a tenor de los medios oficiales, ha reelegido a Kim Jong-il como su secretario general. Los expertos vaticinan que, junto al ascenso en el Ejército, su hijo Jong-un recibirá también un puesto de relevancia en el Partido de los Trabajadores similar al que ocupó el “Querido Líder” hace 37 años.
Frente a la cúpula militar, compuesta por generales octogenarios, la estirpe Kim de Corea del Norte se hace fuerte y asegura un futuro de continuidad para el “Reino Eremita”. Alienados por la propaganda desde la cuna y sometidos a una feroz represión que podría mantener a 200.000 personas en campos de trabajo, sus 24 millones de habitantes no saben absolutamente nada del mundo exterior y sobreviven a duras penas con cartillas de racionamiento, como en la Rusia soviética o la China de Mao. Mientras tanto, la política “songun” de primacía militar destina los escasos recursos a sufragar un Ejército de 1,2 millones de soldados y un programa atómico que ya ha detonado dos bombas nucleares.
Al tiempo que los Kim deciden la sucesión, Corea del Norte se enfrenta al estancamiento económico que ha provocado su aislamiento del mundo y a las sanciones de la ONU contra sus ensayos atómicos y el abandono de las conversaciones a seis bandas de Pekín sobre desarme nuclear. En caso de que, finalmente, Kim Jong-un suceda a su padre, tendrá que decidir si abrir y modernizar el país siguiendo el modelo chino o seguir siendo el último Estado plenamente comunista del planeta.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.