Columnas

Opinión

Columnas

Colombia ejemplar

Día 25/09/2010
La fotografía del cadáver de Víctor Julio Suárez Rojas, alias «Jorge Briceño» o «Mono Jojoy», el sanguinario jefe militar de las FARC, aún hoy la mayor organización terrorista del globo, es todo un regalo. Y no sólo para los colombianos sino para todos los demócratas del mundo, tantas veces angustiados por los éxitos de los terroristas y por la confusa y titubeante actitud ante ellos de tantos líderes políticos occidentales.
El presidente José Manuel Santos continúa con esta operación que ha liquidado al «Mono Jojoy» la brillante y ejemplar trayectoria de lucha antiterrorista de su antecesor Álvaro Uribe.
Por primera vez en casi sesenta años, desde el asesinato del caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitán en 1948, que dividió trágicamente al país, es ya imaginable una Colombia sin guerrillas en una democracia triunfante. Si otros países latinoamericanos cayeron en terribles dictaduras en su guerra contra la insurgencia comunista, Colombia ha preservado su democracia, la ha fortalecido y convertido en ejemplar. Que haya sido así quizás tenga que ver con el condimento británico que sin duda mejora la herencia española. Los terroristas que siguen en la jungla ya saben cual es su futuro. «¡Vamos a por ustedes, no ahorraremos esfuerzo alguno y ustedes saben que nosotros sabemos cumplir!». Ese es el mensaje de Santos a los terroristas durante una alocución televisada a la nación colombiana.
Estamos ante un gran triunfo de la perseverancia, la dignidad y la voluntad democrática. Y ante una gran lección a todos los que han sido desleales con la democracia colombiana en esta gran lucha, que han sido muchos —no sólo en la izquierda— y que en parte están aquí.
Porque la cicatería en el apoyo a Uribe por parte del Gobierno español ha sido una más de las muchas vergüenzas que el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha ido acumulando en Latinoamérica. Que está directamente vinculada a otras como el apoyo a la Venezuela chavista que alimenta a la banda terrorista o a la Cuba castrista, otra aliada del felizmente muerto. Pero Colombia triunfa ahora pese a todas esas miserias.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.