Columnas

Opinión

Columnas / montecassino

Houdini en el paro

Creerán que parado significa un trabajador que tiene la desgracia de no tener trabajo. Pues nos dice el presidente que no

Día 14/09/2010 - 03.00h
NUESTRO bienamado presidente Zapatero es un mago de las palabras. Siempre ha dicho que las palabras han de estar al servicio de la política. Y si ha sido fiel a algo este hombre tan cambiante es a esta máxima. Por eso una palabra significa en cada momento lo que a su política conviene. Ustedes probablemente creerán que la palabra «parado» significa lo de siempre, es decir, un trabajador que tiene la desgracia de no tener trabajo. Bueno, pues nos dice el presidente que no. Que ya no. Que quienes seguimos creyendo eso somos unos antiguos. Y que deberíamos aprender de él que con dedicación y esfuerzo aprovecha esta crisis para modernizar su entendimiento de las cosas. Zapatero nos dijo ayer textualmente que «debemos tener una visión distinta de lo que es desempleo y empleo». ¡Ajá!, dirán ustedes, quizás algo faltos de entendederas porque no siguen de cerca como debieran la evolución de la vista y el intelecto de nuestro líder. Él, consciente de que no todos nosotros —casi ninguno— tenemos su pensamiento grácil y agudo, pensó que nos tenía que dar al menos un par de pistas. Entonces habló: «Tenemos que pasar de proteger a los desempleados a proteger a quienes estén en formación. Y tener claro», dijo, «que una persona cuando se está formando está trabajando, está trabajando para su país». Y lo vimos claro. Porque Zarathustra no es tonto. Es así: Se recortan las prestaciones a los parados. Se condicionan las prestaciones al ingreso en cursos de formación. Los parados van al curso. Una vez allí, y como «están trabajando para su país», ya no son parados. Ya ven que fácil. Adiós para siempre al paro ese, que al parecer tanto molesta y deprime a la gente. Es un auténtico virguerías nuestro jefe, reconocerán. Ante todo para las estadísticas, su nueva idea creativa es un auténtico chollo. Si hasta ahora a las engorrosas y traidoras estadísticas se les hacía un maquillaje, ahora se les hará un traje, cuando no un alicatado. Todo parado que comience un curso para seguir cobrando el paro, desaparecerá como el mago Houdini. Nada por aquí, nada por allá.
Tenía Zapatero que llevar algo brillante ayer a Oslo porque ante gente tan principal hay que presumir. Y en esta Cumbre sobre crecimiento y empleo del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Zapatero era ayer algo así como la estrella invitada. Por algo gobierna el país europeo que más desempleados tiene. También comparecía como campeón imbatible en la categoría de «puenting» o caída libre en la Lista de Competitividad Internacional. En tan sólo un año ha logrado bajar a España en nueve puestos hasta el número 42, junto a Barbados. Desde que llegó el poder caímos 19 puestos. ¿Pasa algo? ¿Que más nos dará que anuncie recortes de pensiones y aumento de la edad de jubilación? Si la cosa es presumir. Nosotros de líder y él de intelectual prestidigitador. Lo dicho, Zapatero fue ayer el hombre del día en Oslo.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.