Madrid

Madrid

Torres y jardines aéreos en Gran Vía

Rascacielos, túneles y zonas verdes en las azoteas, propuestas utópicas para «pensar» el futuro de esta vía

Día 14/09/2010
Soñar no cuesta dinero. Imaginar, tampoco. Eso deben haber pensado muchos de los equipos de arquitectos que han participado en el concurso de ideas sobre el futuro de la Gran Vía. De las 47 propuestas presentadas, 12 fueron preclasificadas. Esas mismas se repartirán los 24.000 euros previstos en premios, y se expondrán a los madrileños en fecha y lugar aún por determinar. Todas son utópicas y difícilmente realizables, como reconocían ayer los responsables municipales, pero sirven, como dijo el alcalde, para «pensar sobre su futuro».
El concurso de ideas en sí ha sufrido más de un avatar: convocado en enero de 2010 por Ruiz-Gallardón, en un primer momento las propuestas presentadas no gustaron; un segundo intento ha llevado a estas 47 iniciativas, entre las que se han extraído las doce que el jurado —con presencia de la decana del Colegio de Arquitectos de Madrid, Paloma Sobrini— eligió ayer. «Muy distintas entre ellas, y algunas contradictorias», reconoció el regidor, y con una «dificultad grande de ser puestas en marcha», en palabras del director de la Oficina de Centro, Ángel Luis Fernández. En cualquier caso, se apresuró a tranquilizar la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, «ninguna es vinculante».
Como dijo Ruiz-Gallardón tras el fallo, también la idea de expropiar barrios enteros para construir la Gran Vía tuvo muchos detractores: hubo «oposición popular e ilustrada», e incluso una «articulación lírico-musical en la zarzuela “La Gran Vía”».
Los trabajos serán objeto de una exposición, donde los madrileños —asesorados por expertos— podrán estudiarlos. Estas son algunas de las propuestas sugeridas: «Comunica Madrid» —de Celia García Alonso— propone proyectar sobre fachadas de la calle eventos que puedan suceder en otras ciudades, y usar solares en construcción y vallas para este mismo fin.
«De Madrid al cielo» —David Fernández Feito y otros— ve jardines en las azoteas; «Gran Vía ejemplar» —Carlos Ruiz-Jiménez— dibuja teclas musicales en las escaleras del Metro y métodos para aprovechar la energía que generan los ciudadanos al caminar. «Gran Vía fascinante» —Adolfo Morán Ortega— la ve transformada en una gigantesca metrópoli con rascacielos en las traseras de la calle. Lo mismo que ven los autores de «Delirious Gran Vía» —José Juan Barba y otros—. «Arteria cordial», de Miguel de Oriol, insiste en su túnel para el tráfico, que permite un jardín peatonal en superficie. Y «Austeriza» —David Archilla— propone volcar los sueños de los madrileños para esta calle en una web y guardarlos hasta que los tiempos permitan realizarlos. «La mirada vertical» —de Luis Martínez— ve los edificios de Gran Vía como soportes de grandes esculturas que los singularicen. Y «Paciente americano» —Carlos Ferrán Alfaro y otros— propone utilizar atrios y vestíbulos como espacios públicos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.