Columnas

Opinión

Columnas

Las primarias de Humpty Dumpty

¿Y si una encuesta, o varias, cuestionasen a Zapatero como candidato idóneo y dijesen que Patxi Puede o Bono Puede?

Día 05/09/2010 - 04.31h
UNA de las características más clásicas del zapaterismo —iba a decir más constantes, pero los términos zapaterismo y constancia forman un oxímoron— es la retórica de Humpty Dumpty, esto es, aquella en la que las palabras significan lo que Zapatero desea en cada momento que signifiquen. Conceptos gaseosos para una política líquida que en realidad se basa en la voluntad omnímoda del líder: una curiosa modalidad de autoritarismo fluido que el presidente y la dirección socialista acaban de aplicar a las primarias: buenas para Madrid, donde el Gobierno tiene un candidato alternativo —ellos dicen «mejor»—, e incluso para Valencia, y malas para Andalucía, donde el partido se siente débil y no quiere cuestionamientos. Prohibir las primarias andaluzas es una muestra de «consenso» y promover las madrileñas supone un fortalecimiento de la democracia interna. Para justificar la incongruencia, Humpty Dumpty dice tener una encuesta en la que Trinidad Jiménez ofrece más posibilidades que Tomás Gómez como rival de Esperanza Aguirre. Trini Puede.
—Oiga, ¿y si hubiese una encuesta, o varias, que cuestionasen a Zapatero como candidato idóneo? Una que dijese Blanco Puede, o Solana Puede, o Alfredo Puede, o Patxi Puede, o incluso Bono Puede… ¿Se sometería Zapatero a unas primarias?
—Esa encuesta no existe.
—No existe… todavía. Nadie lo ha preguntado. Pero existe una sensación clamorosa en el partido de que el presidente está quemado como candidato. Los barones territoriales no lo quieren ni ver por sus dominios. Y a medida que se acerquen las elecciones ese estado de opinión puede ir creciendo hasta convertirse en una exigencia. A ver qué pasa cuando los periódicos comiencen a preguntar por otros líderes en sus sondeos.
—Las únicas encuestas que sirven al respecto son las del partido y las del Gobierno. Y la voluntad de Humpty Dumpty sólo somete a discusión las opciones que no le gustan.
—Ya, pero... ¿y si algún militante se mostrase dispuesto a disputar la candidatura a la Presidencia del Gobierno? Antoni Asunción ya lo ha sugerido.
—Asunción es un outsider. Nadie serio, nadie con peso en la nomenclatura va a desafiar al presidente. Pero es que, además, el candidato que ya está en el poder no tiene que someterse a primarias. Tiene preferencia.
—Sí, la preferencia de Humpty Dumpty. Las palabras, y los conceptos, al servicio de la política. Pero si Tomás Gómez puede… ¿quién sería capaz de impedir que alguien dijese en voz alta que Zapatero no puede?...
—Esa decisión sólo la va a tomar el propio Zapatero. Y si decidiese en algún momento retirarse no convocaría primarias, sino un congreso extraordinario, y probablemente propondría un candidato. O candidata.
—Es decir, que la Presidencia es un asunto demasiado importante para confiarlo a unas primarias…
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.