Columnas

Opinión

Columnas

Por un beso de la flaca Carbonero

«Si con el empeine había mandado a córner el disparo de Robben, con sus labios mandó a paseo a los que viven en el armario de la estulticia»

Día 12/07/2010 - 21.04h
Por un beso de la flaca el imperial Iker, asaz flaco y afeitado, daba lo que fuera. Hasta un Mundial. Y en celebrarlo estábamos, con el paraíso de bote en bote, cuando el chico de las santas manos, ligero de equipaje para tan largo viaje a España, regaló un beso y una flor. El beso a Sara Carbonero y la flor a los que le coronaron de espinas por la envida, ay cochina envidia. Si con el empeine había mandado a córner el disparo de Robben con sus labios mandó a paseo a los que viven en el armario de la estulticia. Neruda creía que en un beso se sabe todo lo que se ha callado. Bendito el silencio de Casillas durante el Mundial que le llevó a esta última elocuencia.
Para Iker el paraíso ayer se concentraba en un pequeño set de Telecinco a pie de vestuario. Como un alfeñique vestido de hierba, el capitán de la roja besó, en la periodista, a la España de buena fe y, de paso, nos dimos por besadas otras chicas que teníamos fe en España y, como Octavio Paz, siempre hemos creído que el mundo nace cuando dos se besan.
Oh capitán, mi capitán Iker, cuando se conozca la letra pequeña de Sudáfrica se sabrá que, al punto que se apagaron los faroles y se encendieron los grillos del drama lorquiano, a ti se te atragantó el waka waka por culpa de un periódico que se autotitula serio jaleado por españoles de saldo, siempre prestos a prender la máquina de picar carne.
Ahora, sólo queda lo importante. La Copa y la vida. La primera se la debíamos a nuestros padres y nuestros abuelos deseosos de llenarla de lágrimas de emoción. La segunda siempre se bebe en infusión, reposada y dulce. Y no hay té sin ti.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.