Teatro

Cultura

Teatro / CRÍTICA

Epopeya didáctica

Se estrena en los Teatros del Canal «Al borde del agua»

Día 18/06/2010 - 09.51h
Lo viejo y lo nuevo confrontados en el espejo del escenario. Ese compendio secular de disciplinas –acrobacias, pantomima, artes marciales, canto, danza y maquillaje llevado al virtuosismo extremo– que es la ópera china se vivifica hoy con la savia joven que aportan los alumnos de la Escuela de Ópera de Pekín.
ABC
Una escena de «Al borde del agua»
Casi cuarenta miembros del elenco oriental han traído al Festival de Otoño en Primavera un primoroso espectáculo de cámara que, al tiempo que ofrece muestras de ese fantástico género multidiciplinar, es también escaparte del exigente aprendizaje que se lleva a cabo en esa institución –fundada en 1952– e incorpora anécdotas relatadas por maestros de la misma.
Un empeño artístico y pedagógico del francés Patrick Sommier que ha logrado trenzar en este montaje la mirada y el esfuerzo de maestros y alumnos en torno a una novela escrita en el siglo XIV por Shi Nai-An, brumoso autor que tal vez no fuera sino un sinónimo de otro llamado Luo Guanzhong, quien, según otras versiones, quizás ayudara al primero a redactar la monumental "Al borde del agua", una de las cuatro grandes novelas clásicas chinas. Este texto narra la epopeya de ciento ocho bandidos de buen corazón que en el siglo XII, en los últimos momentos de la dinastía Song del Norte, lucharon contra la corrupción y los abusos del poder, concentrados en el gran mariscal Gao. En el XVII, el escritor Jin Shengtan analizó, ordenó y puso a punto una nueva versión de la tumultuosa obra, al estilo, me parece, de lo que dos siglos antes había hecho Thomas Malory cuando refundió la materia de Bretaña en su magnífica "La muerte de Arturo". Vidas paralelas: curiosamente y por sus actividades políticas y guerreras, el recopilador inglés murió en prisión y el chino fue decapitado.
El espectáculo es un brillante conjunto de elementos plásticos, dramáticos, coreográficos y acrobáticos muy bien ensamblados, en los que en algún momento no encaja la colaboración en castellano del actor español Eusebio Lázaro, mejor en el prólogo que al final de la función. Los espectadores, aunque no reciban ni un bosquejo de las precisas reglas y los códigos milimetrados que rigen la ópera china, presencian asombrados los duros ejercicios de los alumnos mientras algunos son maquillados con perfección de máscara, asiste con interés a la charla en que los maestros desvelan pretéritas escaramuzas profesionales, y se maravilla con las escenas de la epopeya que se han escogido y que van de la sutileza de la historia de fantasmas al frenesí multicolor de las batallas. Una preciosidad.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...

Hoy en TV

Programación Televisión

Lo bello
lo útil
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.