La cooperante Laura Arau ya ha embarcado en un avión de Turkish Airlines y se espera que en breve lo hagan los otros dos españoles. Llegarán previsiblemente hoy a España
Actualizado Miércoles , 02-06-10 a las 17 : 28
Los cadáveres de los nueve muertos en el asalto a la flotilla internacional serán trasladados hoy a Estambul en los aviones que el Gobierno turco ha enviado a Tel Aviv para repatriar a sus ciudadanos. Así lo ha confirmado a ABC un portavoz del Ministerio de Exteriores israelí, que ha asegurado que Israel “no ha identificado todos los cuerpos”, por lo que desconoce su nacionalidad, y que viajarán a Turquía “porque el Gobierno turco los ha reclamado todos”.
En estos momentos, en el aeropuerto de Tel Aviv se encuentran tres aviones medicalizados turcos, destinados a transportar heridos, y otros tres de la Turkish Airlines, en uno de los cuales ya ha embarcado la cooperante española, Laura Arnau. Se está a la espera de que también lo hagan los otros dos españoles que participaban en la flotilla, Manuel Tapial y el periodista David Segarra, según ha explicado a este diario hace unos minutos el diplomático de la Embajada española en Tel Aviv que se encuentra en el aeropuerto ejerciendo la asistencia consular.
Los tres españoles abandonaron esta mañana el centro de detención de Beershava, al sur de Tel Aviv, para ser trasladados al aeropuerto de Ben Gurion. Allí les esperaba el cónsul de España en Tel Aviv, Manuel Durán, que se ha desplazado al aeropuerto para hacer un seguimiento de los españoles sobre el terreno hasta que abandonaran territorio israelí.
Israel ha comenzado a deportar a los más de 600 activistas de la flotilla que fueron detenidos este lunes, en el asalto en el que murieron nueve personas.
Según informa el diario israelí Haaretz, en el aeropuerto internacional de Ben Gurión hay tres aviones turcos a la espera de llevar a activistas a Turquía, de donde proceden alrededor de 380 de los cerca de 700 detenidos.
También deberán ser repatriados los cadáveres de los nueve activistas que murieron durante el abordaje militar a los barcos, de cuya nacionalidad todavía no se ha informado oficialmente aunque, según informan los medios, la mayoría son turcos.
Unas 120 personas, en su mayoría de países musulmanes, han sido expulsados por la frontera con Jordania, mientras unos 60 turcos esperan en el aeropuerto de Ben Gurion, en Tel Aviv, un vuelo que les devuelva a su país de origen. Además, otros 70 turcos se dirigen desde la cárcel de Beersheba, donde se encontraban, hacia este aeropuerto.
«Alrededor de 120 personas salieron ayer de Israel por el cruce de Allenby (fronterizo con Jordania) y desde allí viajarán a sus respectivos países. Otros 45 fueron deportados desde el aeropuerto de Ben Gurión (cerca de Tel Aviv) y esperamos que el resto abandone el país entre las próximas 24 y 48 horas», dijo a Efe el portavoz de la policía israelí, Miki Rosenfeld.
Los ciudadanos de países musulmanes, muchos de ellos procedentes de países sin relaciones diplomáticas con Israel, fueron trasladados anoche en autobús a la vecina Jordania, después de que Amán se comprometiese a colaborar para repatriarles.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ordenó anoche la deportación "inmediata y de acuerdo a los procedimientos establecidos por la ley" de todos los activistas tras reunirse con su gabinete político-militar.
En un principio se había valorado someter a juicio a varios de ellos dado que, según la versión israelí, algunos atacaron violentamente a sus tropas durante el abordaje y tienen lazos con organizaciones terroristas.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es