Colabora con la Audiencia Nacional para aclarar pagos en la semifinal y la final de la Copa de la UEFA de ese año. El organismo europeo dice que ha «intensificado» sus pesquisas
La UEFA investiga si el Bayern vendió en 2008 una semifinal europea a la mafia rusa
Las escuchas
El 13 de mayo de 2008, a las dos menos veinte de la tarde, Gennadi Petrov recibió una llamada de un tal «Misha» en la que le comentaba algunos detalles de la semifinal de la Copa de la UEFA que se había celebrado el 24 de abril y en la que el Zenit había eliminado al Bayern. «Misha» podía ser un «ladrón en la ley» (capo) llamado Andrey Myrich, o uno de los jefes de la «Tambovskaya», Mikhail Gluschenko, que estaba refugiado en Ucrania.
-Misha: ¿Qué opinas, va a ganar el Zenit, no?
-Petrov: El Zenit va a ganar. Ja, ja, ja. A mí el Zenit me importa un bledo, me da exactamente igual
-(M): Lo han pagado, joder
-(P): No lo sé (ríe)
-(M): ¿Sabes cuánto dicen que han entregado al Bayern? Cincuenta han entregado
-(P): ¿Al Bayern han entregado 50?
-(M): Sí, cincuenta
-(P): Sí, puede, puede ser... ¿Y de otra manera cómo? De otra manera no se puede ganar
-(M): Aquellos estaban parados, ni siquiera estaban corriendo
-(P): Sí, así es
Al día siguiente, el 14 de mayo, Leonid Khristoforov, detenido como Petrov en la «Troika», llama a Sergei Belevich horas antes de la final entre el Zenit y el Glasgow Rangers.
-Khristoforov: ¿Qué haces?
-Belevich: Estoy esperando a que empiece el partido de fútbol
-(K): Ah, hoy tenéis... Me cago en la leche. Se me había olvidado
-(B): Sí, hoy tenemos la final, coño. Diez mil he gastado en Supra (según los agentes puede estar refiriéndose a una apuesta)
-(K): Sí, amigo mío. Te voy a contar una cosa, me cago en la leche. Más tarde, no por teléfono, te contaré cómo se han celebrado las semifinales y la final
-(B): ¿Qué pasa? ¿Te refieres a que ya han pagado el dinero?
-(K): Me he reunido con gente muy interesante. Me han contado todo, sí
-(B): ¿Por qué dices esto? Yo quiero a mi equipo, ja, ja
-(K): Quiérelo, quiérelo más, (ríe)
-(B): ¿Tú crees que...?
-(K): Claro, por lo menos han cogido el pago anticipado
La UEFA se ha puesto en contacto con la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción para intercambiar datos de la compra de partidos de competiciones europeas por parte de la mafia rusa. La primera reunión, según ha podido saber ABC, se produjo hace un mes, el pasado 30 de abril, cuando un alto cargo del organismo deportivo europeo viajó a Madrid con uno de sus investigadores para entrevistarse con los responsables judiciales de este caso.
Uno de los equipos implicados, sobre el que el organismo deportivo europeo está haciendo intensas gestiones, es el Bayern de Munich, que aparece en unas escuchas grabadas en el mes de mayo por la Guardia Civil durante la «operación Troika» contra la mafia rusa. En esa operación, realizada en junio de 2008, fueron detenidos, entre otros, los capos Gennadi Petrov, Leonid Khristoforov y Vitali Izgilov. El 1 de octubre de ese mismo año ABC y «El país» informaban de esas comprometedoras conversaciones, que indicaban que se podía haber producido la compra de la semifinal y la final de la Copa de la UEFA de ese año, a cambio de 50 millones al menos por el primer encuentro. El partido acabó con la victoria del Zenit de San Petesburgo, precisamente la ciudad de Petrov.
Para alzarse con el prestigioso título europeo el Zenit eliminó en la semifinal contra todo pronóstico al Bayern de Munich -el poderoso equipo bávaro sufrió una de las derrotas más humillantes de su historia en el partido de vuelta de la eliminatoria, que acabó con un 4-0- y se impuso posteriormente en la final celebrada en Manchester al Glasgow Rangers por dos goles a cero.
En las escuchas, dos de los capos detenidos en la citada operación, Gennadi Petrov y Leonid Khristoforov, se refieren a esos encuentros en términos que sugieren de forma clara que la mafia rusa había amañado los partidos. A raíz de esos acontecimientos, Baltasar Garzón, entonces al frente del Juzgado de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, abrió una pieza separada, además de enviar las investigaciones a la Fiscalía de Berlín para que también iniciara sus propias pesquisas. La UEFA, al destaparse el caso, decidió personarse en la causa y para ello contrató a un abogado español.
Intercambio de información
Los documentos que recogen esas conversaciones, a las que ha tenido acceso ABC -también las reproduce hoy la página web de la revista alemana «Stern» (www.stern.de)-, están ya en manos del organismo deportivo europeo, pero según algunas informaciones no porque se los facilitara su letrado, que al parecer no ha jugado papel alguno desde que comenzó la investigación, sino porque se los proporcionaron las autoridades judiciales españolas en su reciente visita a Madrid.
Durante la reunión mantenida en nuestro país, los enviados de la UEFA se comprometieron a facilitar al juez y al fiscal del caso todos los datos de interés que están en su poder y que podrían reactivar las pesquisas. Durante estos años, el organismo europeo ha hecho una intensa investigación con sus propios medios, si bien ahora considera que el trabajo será mucho más eficaz con la colaboración de las Fuerzas de Seguridad en España, que están en la vanguardia de la lucha contra la mafia rusa.
Según las fuentes consultadas, en poco tiempo podría producirse una nueva reunión entre el organismo deportivo europeo y las autoridades judiciales de nuestro país y, de hecho, se prepara un nuevo viaje a Madrid de representantes de la UEFA.
Hasta el final
Por su parte, un funcionario del organismo deportivo consultado confirmó que «hemos intensificado la investigación sobre este asunto», aunque no hizo más precisiones al respecto.
Por el momento, ni el organismo deportivo europeo ni la Audiencia Nacional han obtenido datos concluyentes que permitan acusar al Bayern de Munich y al Glasgow Rangers de la venta de los citados partidos, pero sí se tienen serias sospechas de que eso se ha producido.
Por ello, la UEFA, que según ha afirmado en varias ocasiones tiene el firme propósito de llegar hasta el final en todos los casos de presunta corrupción, ha decidido continuar con el trabajo y potenciar las investigaciones.
El Bayern de Munich y el Glasgow Rangers negaron en su día de forma tajante tener nada que ver en el asunto. A pesar de ello, la UEFA decidió hacer algunas averiguaciones, en particular sobre el primero de los clubes citados, que hace poco más de una semana disputó en Madrid la final de la Liga de Campeones, que perdió frente al Inter.
Libertad con fianza
Petrov está considerado policialmente como uno de los principales capos de la mafia rusa y las intervenciones telefónicas que hay sobre él indican que cuenta en su país con relaciones al máximo nivel. En la actualidad se encuentra el libertad condicional en España tras haber pagado una fianza de 600.000 euros.
Ya en noviembre de 2009 aparecieron noticias sobre una organización dedicada a manipular partidos europeos, hasta el punto de que se pusieron bajo sospecha 200 encuentros celebrados en nueve países, incluidos tres de la Liga de Campeones. Entonces, el presidente del Comité de disciplina, Peter Limacher, afirmó que «es sin duda el mayor escándalo de la historia del fútbol europeo. Estamos consternados por la amplitud de la manipulación de esta banda internacional».
En la operación policial fueron detenidas diecisiete personas, quince de ellas en Alemania y las otras dos en Suiza, y los jefes de la organización residían en el país germano. Entre los arrestados se encontraban los hermanos croatas Milan y Ante Sapina. Este último ya había sido condenado a penas de prisión en 2005 en el escándalo de Robert Hoyzer, un árbitro alemán que reconoció haber aceptado regalos para influir en el resultado de los partidos del campeonato alemán de Segunda División y de las categorías inferiores
Mafiosos en el deporte
La presencia de la mafia rusa en el deporte no es nueva, hasta el punto de que las fuentes consultadas por ABC consideran que se trata de una de las ramas de su negocio. En este sentido es de destacar la presencia de individuos a los que policialmente se ha relacionado con este tipo de criminalidad ocupando cargos de responsabilidad en importantes organismos desportivos. La razón es que el deporte mueve enormes cantidades de dinero y además permite mantener contactos privilegiados con relevantes sectores políticos y económicos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...