Viernes , 21-05-10
M. CONEJOS
VALENCIA. La dirección del PSPV no tiene la moral por las nubes. El motivo es que la última encuesta encargada por los socialistas durante el mes de abril no ha dado los resultados esperados en un momento en el que consideran que Francisco Camps se encuentra en una situación de debilidad máxima.
Los resultados de esa encuesta, que como viene siendo habitual no se han hecho públicos, arrojan un saldo negativo para los socialistas valencianos que sufren el efecto de arrastre de la pérdida de popularidad de José Luis Rodríguez Zapatero y de la escasa implantación del liderazgo de Jorge Alarte.
En concreto serían tres los escaños que perdería el PSPV respecto a 2007, con lo que se situaría en 35 diputados, frente a los cuatro que crecería el Partido Popular que alcanzaría los 58.
El Compromís quedaría situado en seis escaños, uno menos de los que obtuvo hace tres años, lo que revelaría que la pérdida de votantes del PSPV llegaría tanto de los sectores de la izquierda política como de los potenciales votantes con convicciones centristas que apostaron en 2007 por la formación del puño y la rosa.
El escenario debería haber cambiado en los últimos quince meses con el «caso Gürtel», pero la realidad es que esta encuesta (de unas 1.500 entrevistas) sigue reflejando lo que parece una foto fija sobre las preferencias políticas.
Ola de abstención
Eso sí, la crisis económica y el desgaste de la clase política apunta en la encuesta a un nivel de abstención importante en la Comunidad, cuando tradicionalmente se trata de una región con un índice de participación más elevado.
En este aspecto coinciden los sondeos realizados por los dos principales partidos de la Comunidad, aunque el escenario en este punto es cambiante y tanto PP como PSPV apelarán a una amplia movilización de última hora.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es