Actualmente, cuando un matrimonio con hijos se separa y no hay pacto entre los cónyuges, en la gran mayoría de los casos la custodia de los menores se otorga a la madre, y el padre queda limitado a disfrutar de ellos en un régimen de visitas establecidas. Es consecuencia de los criterios que establece el Código Civil, pero este marco legal va a cambiar sustancialmente en Aragón, cuyo derecho foral le otorga la potestad de regular ciertos ámbitos, entre ellos éste.
Así ve la luz la Ley aragonesa de Custodia Compartida, cuya ponencia quedó aprobada ayer con el respaldo de PSOE, PP, PAR y CHA. El texto será aprobado por las Cortes regionales la próxima semana y entrará en vigor en el plazo de tres meses.
Según explicó la coordinadora de la ponencia, la diputada autonómica María Herrero (PAR), en la práctica supondrá que a partir de ahora, en Aragón, si los cónyuges no alcanzan un acuerdo y acuden al juez, la ley «establece que la fórmula preferente debe ser la custodia compartida».
Para que se opte por la custodia individual a favor de uno de los cónyuges habrá que demostrar que se dan circunstancias específicas que la aconsejan.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es