El actor recuerda a Almodóvar en su discurso y dice que le invitó a reinventarse y a «enfrentarse cara a cara a su profesión»
Antonio Banderas, icono de Málaga y Doctor Honoris Causa
Actualizado Jueves , 06-05-10 a las 10 : 01
El actor malagueño Antonio Banderas, "un icono de Málaga del siglo XXI", en palabras del profesor y padrino del acto, Carlos de las Heras, fue investido este miércoles como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Málaga (UMA).
Banderas, una vez que se le entregó el título, se le impuso el birrete laureado, recibió el libro de la ciencia, el anillo, así como los guantes blancos, leyó un discurso emotivo, donde recordó su infancia, sus proyectos, sus primeros paso en el mundo, así como al director Pedro Almodóvar, entre otros.
El actor indicó que desde pequeño soñó con convertirse "en alguno de aquellos personajes de leyenda, de vivir historias, soñé con entrar en aquella pantalla, soñé con cruzar al otro lado de aquel espejo" y precisó que lo que no podía intuir era que "emplearía el resto de mi vida para que así fuera".
También recordó que los primeros años fue un tiempo "efervescente, rico en adquisición de conocimiento, y que sin duda contribuyó a definir mi personalidad", al tiempo que aseveró que le ayudo a enfrentarse a lo que "había de venir". El actor malagueño insistió en que el cine sirve para muchos propósitos, "tantos como los distintos tipos de creadores requieran y las diversas clases de públicos demanden", y "todos son lícitos".
Recuerdo a Almodóvar
En su discurso de recién investido Honoris Causa recordó cómo conoció al director manchego Pedro Almódovar y aseguró que "era obligado" nombrarlo, ya que "supuso para mí el verme invitado a reinvertarme, a dejar atrás el miedo, a ensanchar mis posibilidades, a olvidar los complejos, a enfrentarme cara a cara a mi profesión y a la vida". También insistió en que su cine "no sólo sirvió a los que fuimos sus protagonistas, sino a miles y miles de personas que desde sus butacas aceptaron el desafío que se les plateaba como espectadores y terminaron abriendo sus propios espacios de libertad a la hora de entender el cine y el arte en general".
En este sentido, el actor malagueño indicó que "esto y sólo esto, me hace sentirme orgulloso de aquellos años de cine de ruptura y de apertura, que ahora, guardo en los cajones de mi corazón como un tesoro".
Por otro lado, también subrayó que en su segunda película como director, 'El camino de los Ingleses' lo que hizo fue "experimentar" y añadió que su sentimiento "es hoy como el sentimiento de Miguelito Dávila, el protagonista del camino, cuando en el último plano de la película cruzaba la calle de nuevo para volver a empezar, descalzo renovando después de haber descendido a los infiernos de la Divina Comedia", no obstante, subrayó que sigue caminando y "quizá reconociendo que la mejor película, la única, es la vida, la de cada uno".
No quiso dejar de agradecer a la Universidad de Málaga por darle un titulo, "que no sé si merezco". En este sentido, apuntó que "lo acepta aunque", sólo sea por la oportunidad que "me dan de decirles a todos los jóvenes que aquí se preparan para el gran reto de la vida que sueñen sin límites, además de que "amen profundamente aquello que hayáis decidido hacer, creer en vosotros mismos creer que hay grandes satisfacciones en la dificultad, que el éxito es un estado intimo y personal".

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es