Las comunidades del Camino de Santiago se alían para mejorar los servicios al peregrino
Jueves , 06-05-10
El Camino Francés se convirtió ayer en el protagonista de un acuerdo histórico, rubricado por los presidentes de cinco de las comunidades autonómas por las que transcurre la milenaria vía, y a través del que dichas regiones se comprometen a colaborar activamente en pro del Camino y de su mantenimiento. Para ello, los representantes de Castilla y León, La Rioja, Navarra, Aragón y Galicia sellaron un protocolo general mediante el que se establecerán colaboraciones en materia de sanidad, cultura y seguridad.
El plan, prorrogable por dos años más, perfila el desarrollo de acciones conjuntas relacionadas con el mantenimiento, conservación y promoción de la ruta. Este protocolo, que integra también todo tipo de medidas vinculadas a la prestación de asistencia sanitaria a los peregrinos y a la aplicación de medidas de seguridad, materializa la iniciativa que se inició el 9 de enero de 2009 cuando la Junta de Castilla y León convocó en el Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes a los representantes de las cinco regiones del Camino Francés.
Ayer los responsables de estas cinco comunidades anunciaron también la puesta en marcha de un programa denominado «El Camino de las Estrellas» cuya finalidad es la difusión de los valores patrimoniales que componen el Camino francés. En este sentido, el presidente de la Comunidad gallega resaltó la relevencia histórica de este Año Santo, que será el último hasta dentro de once años, al tiempo que animó a los turistas a visitar la ciudad.
Por su parte, su homólogo en Castilla y León, Juan Vicente Herrera, resaltó que los representantes autonómicos estaban abriendo un nuevo camino, el de la cooperación, que «es la asignatura pendiente en la España constitucional y autonómica del siglo XXI». De este modo, Herrera consideró «imprescindible» la colaboración integral y la coordinación entre las autonomías. Asimismo, el presidente regional destacó que los distintos caminos a Santiago que atraviesan Castilla y León han permitido «un nuevo fenómeno de repoblación» en numerosos pueblos y comarcas, que están «reviviendo» gracias al paso de los peregrinos. En este sentido, consideró que puede ser «una clave de futuro importante» porque permitirá desarrollar «otros proyectos de empleo sostenible en el medio rural».
El peregrino, en el centro
Las comunidades participantes también están diseñando un innovador plan de atención al peregrino. Un proyecto que busca facilitar en la medida de los posible el peregrinaje y que se materializa en la difusión de información actualizada al minuto. Así, los caminantes tendrán a su disposición las últimas previsiones metereológicas e información sobre las vías y su estado. Para una efectiva aplicación de esta serie de medidas se constituirá una Comisión de desarrollo y seguimiento integrada por dos representantes de cada comunidad.
El Camino, Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1993, incrementa el número de caminantes año a año, una realidad que el presidente de Navarra, Miguel Sanz, tuvo muy presente en su discurso. Así, el mandatario subrayó que en los primeros meses del año han pasado por Roncesvalles -uno de los puntos de salida de la ruta- un total de 9.100 caminantes, lo que representa un 68% más que en 2009 en ese mismo período.
El personal sanitario de las provincias de Castilla y León por las que discurre el Camino francés reforzará sus plantillas para paliar la posible sobrecarga de asistencia generada por los miles de peregrinos que se espera realicen el Camino. Así, en los puntos de atención de la Ruta francesa, los médicos cubrirá 4.313 horas más de atención continuada mientras que enfermeros alcanzarán las 7.693 horas.Asimismo, para atender las emergencias que surjan durante el trayecto, habrá cuatro ambulancias de emergencia disponibles, dieciocho de soporte vital básico y dos helicópteros situados en Burgos y Astorga. Asimismo, se han editado más de 1.500 carteles informativos en castellano e inglés y 120.000 que incluyen recomendaciones de tipo sanitario, todas ellas centradas en dolencias típicas del caminante como agujetas, contracturas, esguinces, rozaduras, ampollas o insolaciones. Para completar este plan de mejora, se están llevando a cabo inspecciones en establecimientos hosteleros y albergues. Además, se incrementaron los controles en las fuentes de agua natural.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es