Telefónica unifica sus marcas bajo el paraguas de Movistar
I. GIL Cesar Alierta
Martes , 04-05-10
C. J. ORGAZ
MADRID. La convergencia de fijo y móvil en la forma de consumir telefonía ha llevado a Telefónica a unificar todas sus ofertas comerciales bajo la marca Movistar. La mayor operadora española se despoja de su ropaje de ochenta años para dar paso a la más jóven de sus enseñas -15 años- que, sin embargo, es la más reconocible en el mercado global.
Desde ayer mismo, Movistar agrupa las divisiones de fijo, móvil, televisión y ADSL en un proceso que comienza en España y se implantará progresivamente en el resto de Europa -con O2 como marca comercial- y en Latinoamérica entre este año y el próximo. Colombia, Perú y Chile serán los siguientes países en asumir el cambio. El distintivo Telefónica se asociará al rol corporativo y se utilizará en entornos, acciones y patrocinios institucionales, al mismo tiempo que asume la relación con las grandes empresas así como con los inversores, los accionistas y sus empleados.
Al contrario que en 2005, cuando Movistar renovó completamente y de la noche a la mañana toda la imagen corporativa, los retoques del logo y de los colores de la enseña se han hecho de manera más sutil esta vez, para que el proceso de cambio de imagen se realice paulatinamente. «El nuevo distintivo puede convivir con el que existe de tal forma que pueda hacerse un cambio tranquilo», expone Pablo Aranguren, director de marca de Telefónica.
La primera de las ventajas es que no hay que afrontar tanta inversión al mismo tiempo, sino que ésta se puede diluir entre los años que dure el proceso, aunque cada mercado ha decidido cuando cree que es el mejor momento para implantar la nueva marca. «De las 10.000 tiendas que tiene Movistar, hemos actuado en 1.000 de momento. Las cabinas y los elementos fijos se van a ir cambiando poco a poco», afirma Aranguren.
Una tecnología, una voz
«Si la tecnología permite hoy en día unificar todos los servicios que demanda un cliente, como televisión, voz o internet, la enseña que los agrupa debe ser una también». De esta forma explica el ejecutivo de la operadora la razón de la transformación.
«Queremos hablar al cliente con una sola voz y que el proceso sea sencillo y cercano». Esta máxima también se pondrá en práctica con la agrupación de los teléfonos de atención al cliente; el 1004 para los usuarios residenciales y el 900 10 10 10 para pymes y profesionales, desde el que también se accederá de forma gratuita al servicio técnico. Además, dentro del proceso la operadora creará seis centros de defensa de la marca en todo el mundo.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...