Un analista israelí culpa a los «perezosos» europeos de la situación económica
Actualizado Jueves , 29-04-10 a las 21 : 30
Grecia es un país de cabreros, los españoles son unos vagos que se echan la siesta, Portugal está lleno de gente falta de educación y en Irlanda son unos borrachos. No es ningún veredicto oficial, pero sí el de Shlomo Maoz, jefe de Economía de la casa de inversiones israelí “Excellence Nessua” y opinador de cabecera de muchos medios, que, anoche, en una entrevista en el Canal 2, no ahorró insultos ni descalificaciones para culpar de la crisis a los que llamó los “perezosos” y “débiles” países de la UE antes mencionados. Su receta, que Israel empiece a dirigirse “hacia los países amarillos y morenos, a saber, India, China y Brasil” y a apartarse del “continente geriátrico”, o sea, de Europa.
A estas alturas, Israel está orgulloso de haber sabido campear como pocos la recesión mundial. El pronóstico de su Banco Central para 2010 apunta a un crecimiento del 3,5 por ciento, con lo que se da prácticamente por superado el estancamiento que su economía sufrió en 2009, cuando registró una expansión de solo el 0,5 por ciento y su tasa de desempleo llegó a una tasa del 7,7 por 100.
Los signos de recuperación son claros desde el cuarto trimestre el pasado año, -entre ellos que el Banco de Israel ya elevó en diciembre los tipos de interés al 1 por ciento-, y la economía doméstica ha dejado de ser una gran obsesión para sus ciudadanos. Hay otras, la más importante la seguridad del Estado, también la consecución de la paz o, en el ámbito internacional, la preocupación por el aislamiento y el antisemitismo, para muchos ligado a la persistencia de clichés intolerables sobre los judíos. Pero en este caso, la víctima de los estereotipos son griegos, portugueses, españoles e irlandeses, en las expresiones y los pronósticos del analista Shlomo Maoz, de las que hoy se hacía eco el portal de negocios Globes.
“Grecia es un país de cabreros que entró en la UE mediante engaño. La educación en Portugal no es buena y está anticuada, y ese tipo de educación no les ha dado ninguna oportunidad de aumentar su valor añadido frente a otros países. España pensó que era fantástico traer trabajadores del norte de África y pensaron que se habían convertido en maestros. No trabajan, se echan la siesta por la tarde”, declaraba Maoz al Canal 2. “La crisis, -vaticinaba-, va a extenderse también a Italia pronto y a países borrachos como Irlanda. Solo hay dos países fuertes en Europa: Alemania, el Cuarto Reich está conquistando Europa otra vez, esta vez no por la guerra, sino por la vía económica, y Francia, hasta cierto grado”.
Sobre el futuro de la crisis, con la tragedia griega a la vista, decía: “las uniones profesionales griegas son imprudentes y no están preparadas para rebajar su estándar de vida, no están preparados para aceptar medidas de austeridad, y los ciudadanos alemanes no quieren ayudar a esa gente perezosa sin que asuman responsabilidades. Pero eso no es todo. ¿Qué tipo de responsabilidad mutua hay aquí?. ¿Los lisiados y cojos de España y Portugal van a ayudar a los perezosos de Grecia. La asistencia mutua en Europa es muy floja”.

Enviar a:

¿qué es esto?