Actualizado Martes , 27-04-10 a las 00 : 09
Los médicos que atienden a José Tomás están sorprendidos por la evolución del torero, que sigue en la UVI en estado delicado, pero ya habla con sus allegados, bromea, recuerda vagamente la cogida y mantiene "muy buen estado de ánimo", según destacaron hoy en una rueda de prensa.
"Su evolución es muy satisfactoria, mucho mejor de lo que habríamos esperado, aunque sigue delicado y hoy seguirá en la UVI", dijo el doctor Juan Carlos Ramírez, quien explicó que desde la pasada medianoche el diestro está sin ventilación "completamente íntegro y respirando por sí mismo".
"De alto riesgo de muerte pasó a muy grave y ahora está delicado y ya no existe riesgo de muerte por el evento crítico", comentó el especialista, quien sobre las posibles complicaciones que puedan surgir, citó como "riesgo más latente" el de la infección, aunque ya está "casi descartada" porque el tratamiento con antibióticos "lo tiene controlado muy bien".
Los exámenes de sangre demuestran que el paciente está estable y que no requiere más transfusiones. "No hay evidencia de sangrado y los glóbulos blancos determinan que no hay infección, por lo que estamos tranquilos".
Respecto a la alimentación, dijo que los médicos van a empezar a ver la tolerancia a los alimentos sólidos y no creen "que haya problemas".
José Tomás empezó a hablar anoche y sobre todo pregunta a quienes le atienden por cómo va su evolución. "Está muy sonriente, muy agradable y accesible", refirió Ramírez, para quien el momento más "solemne" fue cuando pudo hablar con su padre anoche.
Recuerdos vagosEl médico personal del matador madrileño, Rogelio Pérez Cano, que también ha podido hablar con él, destacó que no haya habido complicaciones y dijo que el torero empieza a recordar lo sucedido el pasado sábado en la Plaza de Toros de Aguascalientes. "Él tiene algunos recuerdos vagos, es consciente de la cornada, de algunos momentos en la enfermería y hasta de su traslado, pero tiene lagunas", explicó el doctor, quien añadió que José Tomás no es consciente de haber vivido el percance más grave de su carrera.
A su juicio, es mejor así "porque facilita la recuperación desde el punto de vista psicológico", aunque presenta buen ánimo "y hasta tiene sentido del humor".
"Ayer decía que la recuperación será lenta; creo que va a ser más rápida de lo esperado" concluyó.
José Tomás rozó la tragedia en la Monumental de Aguascalientes, en México cuando una cornada brutal en el muslo izquierdo lo puso en la frontera de la vida y la muerte el sábado. El segundo toro de su lote, de nombre «Navegante», hirió de gravedad extrema al torero. Según el parte médico, «un orificio de quince centímetros rompe la femoral y la iliaca y contunde la safena». Tuvieron que ponerle más hasta ocho litros de sangre, según informó su apoderado, Salvador Boix, que esta mañana ya avanzaba que se encontraba «totalmente fuera de peligro».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...