El juez Varela toma esta decisión porque la formación no enmendó su escrito de acusación
El instructor en el Supremo de una de las tres causas abiertas contra Garzón, Luciano Varela / EFE
Manos Limpias se rebela contra la Fiscalía del Supremo
Manos Limpias, que ejerce de acusación popular en la causa abierta en el Tribunal Supremo al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el denominado caso de la "memoria histórica" criticó hoy por "indignos y desleales" los argumentos esgrimidos por la Fiscalía en el escrito en el que se opone a la apertura de juicio oral contra el juez y niega legitimidad a esta parte en base a la denominada "doctrina Botín". En su escrito, el Ministerio Público ponía de manifiesto las contradiciones del instructor del caso, Luciano Varela, ya que en el "caso Atutxa" se pronunció a favor de restringir la acción popular en el procedimiento contra el entonces presidente del Parlamento Vasco, mientras que ahora avala que la causa contra Garzón siga adelante sólo con este tipo de acusaciones.
A juicio del sindicato, en las actuaciones del Ministerio Público "prevalecen consideraciones políticas por encima de las estrictamente legales y los hechos punibles hubieran quedado impunes a no ser por la acción popular".
aba la Fiscalía.
Actualizado Viernes , 23-04-10 a las 18 : 02
El juez del Tribunal Supremo (TS) que instruye el proceso abierto contra Garzón por presunta prevaricación al investigar los crímenes del franquismo, Luciano Varela, ha decicido expulsar a Falange Española y de las JONS de esta causa. Falange interpuso una de las querellas admitidas a trámite por el Supremo en contra del juez, pero el pasado miércoles el propio Varela citaba a esta formación de ultraderecha para que corrigiese su escrito de acusación por considerarlo «demasiado valorativo».

Según ha notificado el juez Varela, Falange no habría cumplimentado ese requerimiento, así que la decisión del togado ha sido expeditiva tras haber expirado, sin resultado, el plazo que se le dio el miércoles para que subsanara los errores formales del escrito de acusación que presentó contra el juez. Además de Falange, están personadas como acusación particular en esta causa el sindicato Manos Limpias y la asociación Libertad e Identidad.

El instructor de la causa contra Garzón dictó el pasado 21 de abril una providencia en la que daba audiencia a una de las acusaciones, Falange Española y de las JONS, para que corrigiese el escrito que presentó el lunes solicitando para el juez 20 años de inhabilitación. La providencia subrayaba que el escrito presentado por esta parte contiene «múltiples valoraciones» y no entra en la descripción de los hechos que se imputan al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5. Según el texto de Falange, Garzón «pretendió desde su juzgado hacer una causa política para la que sabía que no era competente». Para ello, afirmaba Falange, «replicó a la legalidad vigente, obviando los principios de legalidad, imperio de la ley, prescripción de los delitos e irretroactividad de la ley penal», obviando la Ley de Amnistía de 1977.
Acusaciones personales y valorativas contra GarzónEl escrito de acusación de Falange contenía críticas «personales» contra el juez «graves». Varela lo entendió «más como una exposición para el debate ideológico sobre acontecimientos históricos». Ello no puede admitirse, según Varela, «en la medida que podría hacer del proceso un escenario para debates o actos propagandísticos ajenos a la estricta y única finalidad admisible de contrastar si concurren o no los concretos elementos que la ley exige para la imposición de una sanción penal». De no subsanarse esos errores, se tendrá a esta parte «por precluida en el derecho a formular acusación», advertía el instructor.

Varela también criticaba que se incluyeran en el texto constantes referencias a circunstancias personales de Garzón «que, cuanto menos, son totalmente ajenas a los elementos que han de configurar e hecho punible objeto del proceso». También pedía que se eliminaran del texto las pretensiones de Falange sobre responsabilidad civil del magistrado de la Audiencia Nacional sin haber expuesto «el hecho en virtud del cual hubiere contraído esa responsabilidad la persona a la que se reclama su indemnización».
Varela ordenó también a Manos Limpias eliminar determinados párrafos de su escrito por entender que incluían hechos ajenos al objeto del procedimiento, si bien el sindicato de funcionarios sí presentó ayer un escrito corregido.Respecto de Manos Limpias, Varela había dictado una providencia donde apercibe a esta parte a que elimine los párrafos agrupados bajo la rúbrica "Antecedentes" por incluir hechos ajenos a los que constituyen el objeto del proceso. También pidió al sindicato que eliminara la alusión a la concurrencia del elemento subjetivo «a sabiendas» en relación con la actuación de Garzón en la investigación al franquismo «por cuanto, pese a circunscribirse a argumentaciones de naturaleza jurídica dirigidas a argumentar la corrección de la imputación penal, son extemporáneas y van más allá del límite requerido por el artículo 650 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal». Así lo hizo el sindicato Manos Limpias ayer, presentando un escrito corregido.

La admisión de al menos uno de estos escritos es condición indispensable para que Varela pueda dictar auto de apertura de juicio oral contra Garzón, puesto que la Fiscalía mantiene que se debe sobreeser este procedimiento.

Falange ya ha anunciado que recurrirá esta decisión del juez Varela el próximo lunes, según informa en un comunicado, donde expone que «en la línea de respeto a las actuaciones judiciales que ha venido mostrando a lo largo de este proceso», no realizará «valoración alguna» de la resolución del instructor de la causa contra Garzón hasta que no se resuelva el recurso.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es