Actualizado Miércoles , 21-04-10 a las 17 : 23
A la una y media de la tarde del 17 de octubre de 1986, Juan Antonio Samaranch anunciaba oficialmente en Lausana el resultado de la votación para elegir la sede de los XXV Juegos Olímpicos: «À la ville de... Barcelona».
Aquellas palabras provocaron una gran explosión de júbilo en toda España. El propio Samaranch no pudo ocultar su satisfacción al ver cómo la ciudad que le vio nacer se convertía en escenario de su gran sueño.
Esa frase sigue siendo uno de los iconos principales de la figura de Samaranch y, por supuesto, de la historia reciente de España.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es