Actualizado Miércoles , 21-04-10 a las 19 : 29
Minutos después de hacerse pública la noticia de la muerte del presidente de honor del Comité Olímpico Internacional (COIE), Juan Antonio Samaranch, han sido muchos los políticos que han transmitido sus condolencias.
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en nombre del Ejecutivo, ha trasladado a la familia de Samaranch su «solidaridad y apoyo en estos momentos difíciles».
El líder del PP, Mariano Rajoy, ha enviado un telegrama de condolencia a la familia de Juan Antonio Samaranch, en el que destaca cómo su figura supo proyectar «energía, entrega y talento» en la promoción de valores y en el fortalecimiento del espíritu deportivo de Barcelona, Cataluña y España.
En el telegrama, Rajoy ha expresado, en nombre del PP y en el suyo propio, sus más sentidas condolencias a la familia y señala que la muerte de Samaranch constituye «una gran pérdida para toda España y para todo el movimiento olímpico». El líder del PP ha subrayado el «gran legado» que deja Samaranch y estima que ahora es un «deber» honrar la memoria de un «ciudadano ejemplar».
Por su parte Carod Rovira, vicepresidente del Gobierno de Cataluña ha definido al presidente de honor del Comité Olímpico Internacional, como «el catalán más importante del mundo del deporte y el olimpismo a nivel internacional» En un comunicado, Carod ha recordado que Samaranch tuvo un «papel decisivo» en la elección de Barcelona como sede olímpica, lo que permitió su transformación como ciudad y la internacionalización de la capital. Para Carod Rovira, Samaranch fue una persona «hábil y diplomática» en las relaciones sociales, que utilizó sus dotes en este ámbito para la finalidad que se proponía. El vicepresidente del Govern ha dicho que, consideraciones políticas aparte, Samaranch «siempre tuvo con las instituciones catalanas una relación de respeto y cordialidad».
Joan Ridao, diputado y secretario general de ERC, ha manifestado tras conocer la noticia de la muerte de Samaranch, que su figura tiene «luces y sombras», porque «no se puede olvidar» que tuvo una «vinculación muy estrecha con el franquismo». En declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara Baja, el portavoz parlamentario de ERC ha reconocido que «todo el mundo sabe que fue el gran hacedor» de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. Sin embargo, ha apuntadp, «su personalidad tampoco se puede sustraer de un hecho fundamental, y es que fue una persona con una vinculación muy estrecha y como dirigente durante toda la etapa del franquismo».
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, también ha querido trasmitir su pésame a la familia de Samaranch y ha afirmado que su muerte supone una «gran pérdida». «Hace tres minutos se acaba de conocer la triste noticia del fallecimiento de Juan Antonio Samaranch y quiero transmitir a su familia y a todos aquellos deportistas que le hemos admirado mi sentimiento de pésame por esta gran perdida», ha apuntado Aguirre. «La vida de José Antonio Samaranch ha sido plena y a todos nos quedará durante muchos años su recuerdo», ha concluído.
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha manifestado su pesar por el fallecimiento de Samaranch, a los 89 años, y ha dicho que «ha muerto un hombre del deporte, al que le debe muchísimo el deporte español» y el olimpismo mundial. Rubalcaba ha querido enviar un saludo y un abrazo cariñoso a su familia, con una mención especial a su hijo, con quien coincidió en Berlín en los últimos campeonatos del mundo de atletismo.
El ex presidente de la Generalitat catalana Pasqual Maragall ha acudido sobre las 14.15 horas al Hospital Quirón de Barcelona. Con un semblante muy serio, el ex presidente de la Generalitat y alcalde de Barcelona durante los Juegos Olímpicos de 1992 declinó hacer declaraciones a su llegada al centro.
El presidente del Congreso, José Bono, ha recordado a Juan Antonio Samaranch, como «ese catalán que fue un gran embajador de España» y ello «para poner en valor el deporte, para poner en valor a Barcelona y para que nuestro país sonase bien en el mundo del deporte». Bono ha añadido que Samaranch, «por su larga vida y su larga trayectoria política en unos y otros lugares, también representa en gran medida lo que es la sociedad española».


Dirigentes europeosFuera de las fronteras españolas, algunos dirigentes políticos también han querido rendir tributo a Samaranch. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha mostrado su pena y ha definido a Samaranch como «la gran figura» que abrió el Olimpismo «a todos los deportistas de todos los países». «Samaranch es quien favoreció el ascenso del Olimpismo al abrirlo a todos los deportistas de todos los países», ha indicado el mandatario francés en un comunicado difundido por la Presidencia.
El presidente ruso, Dmitri Medvédev, también ha lamentado la muerte de Juan Antonio Samaranch, quien fuera el primer embajador español en Moscú, al que ha descrito con un «gran amigo» de Rusia. «Juan Antonio Samaranch fue siempre portador del genuino espíritu del movimiento olímpica. Él hizo mucho por su desarrollo en todo el mundo», ha señalado Medvédev, quien ha destacado que la muerte de Samaranch es una «pérdida no sólo para aquellos que están relacionados con el movimiento olímpico, sino para todos los habitantes de Rusia». «Samaranch siempre fue un gran amigo de nuestro país», ha dicho el líder ruso.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es