Valoración:
Ofertas falsas de coches o «Phishing-car», la «estrella»
Aunque la mayoría de las estafas por Internet crecen a la par, hay un método que se está llevando la palma, según la Guardia Civil. Se trata de «Phishing-car», que consiste en la captación de compradores de coches a un coste muy bajo. La venta nunca se efectúa, mientras que la víctima se queda sin el pago que ha realizado como señal. Este timo se produce por medio de llamativas ofertas de turismos lujosos. Incluso tienen webs trampa, con nombres de dominios muy similares a los de empresas con mucho prestigio que se dedican a la venta de coches de ocasión. Sin embargo, todos los «Phishing-car» tienen puntos en común. En primer lugar, el pago se realiza por medio de empresas de envío de dinero a otros países. El vendedor oferta la entrega a domicilio. Además, en un 90 opr ciento de los casos, el vehículo que venden sólo puede verse a través de fotografías. Los estafadores suelen solicitar el 30 ó 40 por ciento del precio ofertado como primera señal. Captan a las víctimas por medio de anuncios en la web y, por upuesto, mediante correos electrónicos. En los casos detectados en Córdoba por el Instituto Armado, la mayoría de los estafados enviaron el dinero al Reino Unido.
Publicado Domingo , 28-03-10 a las 09 : 19
Internet se ha convertido en la plataforma perfecta para que prospere una nueva especie de estafadores. El timo de la estampita o el del «tocomocho» han dado paso a métodos más elaborados y que se propagan «on-line». Esto, sumado al anonimato que confiere la red, permite que el dar gato por liebre sea harto sencillo.
Al menos, eso es lo que se desprende de los últimos datos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, que ponen de manifiesto un incremento de las estafas a través de Internet en el último año en Córdoba.
Así, según fuentes del equipo de Delitos Telemáticos del Instituto Armado, durante el pasado ejercicio se produjo un aumento de las infracciones a través del ciberespacio de más de un 12 por ciento. Y la mayoría de los actos ilícitos detectados se refería a timos telemáticos.
Intervenciones
En este sentido, mientras que en 2008 la Guardia Civil llevó a cabo 74 actuaciones relacionadas con delitos a través de la web, en 2009 la cifra se elevó a 83, y sigue «in crescendo». En lo que va de año, se han desarrollado 21 operaciones, «casi todas ellas de estafas», apuntaron fuentes de la Benemérita, «y una intervención contra la pornografía infantil en la que hubo 22 detenidos y se imputó a otras 9 personas en todo el territorio nacional».
Desde el grupo de Nuevas Tecnologías de la Policía Nacional también confirmaron este extremo. Y en la mayoría de los casos, la imprudencia o exceso de confianza del usuario generan el caldo de cultivo adecuado para que el timador se salga con la suya.
El aumento en el número de usuarios, así como la denostada crisis han influido claramente en el repunte de las estafas. Y es que delinquir de esta forma «es sencillo, sólo necesitas un ordenador. Y quién no tiene uno hoy en día», indicó el jefe de este grupo especializado, que prefiere mantenerse en el anonimato. Así, en ocasiones basta con ofertar un producto irreal entre gente «de buena fe» que se fía y envía el dinero por adelantado.
No obstante, los métodos para estafar están evolucionando. Cuando lo habitual era pagar una supuesta adquisición de un producto que nunca llegaba, ahora se han detectado casos en los que el procedimiento se ha invertido. Es decir, el presunto estafador se interesa por un artículo por el que el anunciante pide una cantidad y lo que hace una vez que envía el giro con el dinero, es ingresar en la cuenta más de lo solicitado, por lo que la víctima se pone en contacto con éste informándole que le ha ingresado más de lo que se pedía.
Entonces, le devuelve la diferencia con el consiguiente perjuicio de que una vez que ha enviado esa cantidad, el banco le advierte que el cheque que previamente el estafador le había ingresado no tiene fondos, con lo que la víctima ya ha perdido esa cantidad.
Igualmente hay casos en los que la persona es estafada más de una vez. Para ello, la víctima compra un determinado producto que, por razones que va alegando el estafador, no le llega. Así, alude a problemas con la aduana o permisos de exportación, lo que obliga al perjudicado a depositar más dinero mientras que va siendo emplazado cada vez.
Detectar, localizar y detener a los delincuentes informáticos no resulta nada sencillo. «Sobre todo, si se salen de nuestra jurisdicción», indicó el jefe del grupo de Nuevas Tecnologías. Y es que Internet avanza más rápido que la legislación, por lo que sería necesaria una normativa «que regule la red como lo que es, un medio internacional», añadió.
La mayoría de las denuncias que reciben estas unidades especializadas —tanto de la Guardia Civil como de la Policía Nacional— les llegan vía telefónica o, precisamente, a través de e-mail. A partir de ahí, los agentes siguen el «rastro» telemático que dejan los delincuentes hasta dar con ellos y sus ramificaciones, ya que casi siempre se trata de organizaciones criminales.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...
Facebook ABC.es