Artífice de la unión entre la escultura y la arquitectura
Actualizado Viernes , 26-03-10 a las 21 : 16
Artífice de la unión entre la escultura y la arquitectura, josé Luis sánchez muestra su trayectoria profesional en El Museo de la Merced en Ciudad Real, un testimonio de la creación de un castellano manchego del mundo
Por fin le llega a José Luis Sánchez el merecido homenaje de la tierra que le vio nacer. La exposición dedicada a su trayectoria artística de casi 60 años, preparada por la Consejería de Cultura de Castilla-La Mancha, y que permanecerá abierta hasta el 2 de mayo en el Museo de la Merced de Ciudad Real, es un acto de justicia con un escultor que ha gestado su propio estilo cooperando con artistas que utilizaban otros lenguajes. Su escultura siempre ha estado ligada a la obra arquitectónica y sus colaboraciones con arquitectos como Fisac, Carvajal, Fernández del Amo o Lamela son innumerables.
José Luis Sánchez ha realizado expresamente cinco esculturas para la exposición. Las piezas, de entre tres y cinco metros, se han elaborado en acero corten o bronce patinado para ser expuestas en el exterior. Precisamente, una de las preocupaciones fundamentales de José Luis Sánchez es considerar la escultura como algo en la calle, un trabajo integrado en el contexto urbano y en contacto con el público. Estas piezas están inspiradas en cada una de las provincias de Castilla-La Mancha. Clavileño, Vandelvira, Barataria, Ontur y Ruidera son los títulos de las cinco esculturas elaboradas entre 2007 y 2008.
Pero en total son 117 las piezas con las que el espectador puede comprender la trayectoria artística de José Luis Sánchez: 69 esculturas, relieves y maquetas, 17 fotografías, cinco dibujos y acuarelas, siete medallas, siete gofrados, siete carteles y las cinco esculturas instaladas en el exterior del museo.
La muestra, para la que el escultor ha realizado expresamente cinco piezas, permanecerá abierta hasta el próximo 2 de mayo
El recorrido —en el que también se proyecta un documental de 28 minutos que se filmó con motivo de una exposición en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid—, comienza con algunas de sus primeras creaciones de influencia clásica y mitológica.
Son características en sus creaciones las perfectas terminaciones de los planos y las superficies de sus obras, a través de las que provoca al espectador y le incita a acercarse a ellas para tocarlas y sentir las sensaciones que el artista pretende transmitir.
Su obra está presente en los museos y colecciones particulares más importantes de España y diferentes capitales europeas. Destaca también la escultura «Isabel la Católica» realizada en bronce en 1963 e instalada en la sede de la O.E.A. de Washington. Sánchez es un castellano-manchego del mundo, afirma el presidente José María Barreda. «Siempre supo que debía estudiar los grandes espacios museísticos europeos, que debía cooperar con otros artistas. De esta formas, fue gestando su propio estilo, su propio universo. Y su casa grande fue la casa del mundo. Ese es, en definitiva, el proceso de formación de un creador que tiene anclajes en lo local y que ha concebido una obra universal».
El espectador tiene ahora una ocasión única para comprender mejor el proceso creativo de José Luis Sánchez, sólo tiene que tocar y dejarse llevar n

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es