Miércoles , 24-03-10
COMO ya es primavera en el Cortinglés, ha llegado el tío Paco con las rebajas del gasto público. Camelancia de la Economía Sostenible en mano, el Gobierno ha inventado las rebajas de primavera, a la vista de que con este déficit no llegamos a julio sin que esto pegue el explotío.
A los gastos de botica de la Sanidad pública ya le han pegado un recorte de 1.500 euros. No sé si estamos en vísperas del copago sanitario, pero me pongo lo que quieran a que de aquí a nada quitarán las medicinas gratis total a los jubilados que superen una pensión de cagalástima. Lo intuyo porque desde los albores de la transición, Sevilla es banco de pruebas para los experimentos sin gaseosa del partido gobernante. El modelo de Sanidad socialista, antes de ser aplicado en toda España, fue experimentado en Sevilla, que iba de cobaya. El modelo de Educación socialista, antes de ser aplicado en toda España, fue experimentado desde Sevilla por la Junta de Andalucía. Y ahora han implantado con los transportes urbanos lo que me temo que va a ocurrir con las medicinas de los pensionistas. Hasta ahora las personas mayores, por el hecho de serlo, tenían en Sevilla autobús gratis total. Podían montarse de gañote, con bonobús gratis. Los autobuses parecían geriátricos, venga señores mayores dando vueltas para entretenerse. Hasta que echaron las cuentas y quitaron de un plumazo el autobús gratis a todos los que tuvieran una pensión medio digna, o un pisito a su nombre, o unas rentitas. ¿Ha pasado algo? ¿Ha protestado alguien? No Passsa Nada. Los mayores que no han presentado los papeles oficiales de estar tiesos se han quedado sin autobús gratis como España se quedó sin Cuba.
Me temo que esto sea un ensayo para quitar la botica gratis total a los pensionistas que tengan un honesto pasar económico o unas rentitas. Lo harán como han acordado el recorte de los 1.500 millones en la Sanidad: sin que nadie proteste. ¿No decían que no iban a recortar de ninguna manera el gasto social? Pues ahí lo tienen. Anda que si Aznar llega a recortar 1.500 millones en gasto farmacéutico, madre, la que le lían los de la ceja y los Sindicatos del Come y Calla...
Y tras este recorte del gasto social sin que se oiga una mosca, otro recorte. Dicen que por austeridad: 10.000 millones menos para ese salidero del gasto público que son las autonomías, disparadero del derroche con pólvora del Rey. Ya suena que van a recortar las asistencias previstas en la propagandística Ley de Dependencia. Vamos, en poner cuidadores y enfermeras a los que no se pueden valer por sí mismos, porque ya los «dependientes» no son los de la planta de caballeros del Cortinglés, sino los que toda la vida de Dios se han llamado «impedidos» en castellano.
La política de recorte de chocolate del loro y de la cacatúa (no piensen en ninguna vicepresidenta ni ministra, por favor), como ven, funciona perfectamente. Pero al pulpo del derroche, ni reñirle. Aquí no se recorta un duro en los siete mil asesores de ZP en la Moncloa; ni en las subvenciones a países modelo Tirano Chávez o Dictador Castro; ni en la propaganda del «Gobierno de España» para arriba y «Gobierno de España» para abajo; ni en muebles de diseño para los despachos oficiales; ni en todo el despilfarro que tiene banda sonora de Ana Belén, que es del Sindicato de la Ceja: qué derroche, cuánta locura. ¿Cuánto nos ha costado a los españoles la paparruchada de celebrar en Sevilla el Consejo de Ministros que ha aprobado una Ley de Economía Sostenible que podía haberse aprobado exactamente igual en la Moncloa? Sin llevar al Alcázar de Sevilla a mesa y mantel, a dieta y kilometraje, a siete mil jefes de protocolo, veinte mil mindundis del gabinete de la señora ministra, setecientos aviones oficiales y ocho mil coches del PMM, escuadrones enteros de escoltas y dos huevos duros...de tanto tocárnoslos este derroche, cuánta locura.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...