Esta cifra es el doble que en la Unión Europea, aunque los empresarios dicen que el absentismo se ha reducido un 90%
Domingo , 28-02-10
En un alarde de optimismo y sacando la lupa para buscar un aspecto positivo a la crisis, los empresarios aseguran que el absentismo injustificado se redujo un 90% en 2009 como consecuencia del «miedo» a perder el trabajo.
Sin embargo, hay que recordar que el absentismo laboral se ha intensificado en los últimos años, convirtiéndose en uno de los principales problemas que tienen empresas y Administración. Cada día un millón de personas no acude a su puesto de trabajo por estar de baja laboral, lo que supone más del doble de la media europea, según los datos que maneja la CEOE a los que ha tenido acceso ABC.
Estos índices de absentismo suponen un coste anual de casi 13.000 millones de euros, lo que se traduce en un 1% del Producto Interior Bruto (PIB). Si esta cantidad se desglosa por trabajador, el coste es de 2.700 euros al año de media. Datos que son un motivo de fuerte preocupación para las empresas, dado que deben correr con el coste de estas bajas entre el cuarto y el décimoquinto día.
Un análisis simplista
Desde la organización empresarial se insiste en que un análisis económico, simplista y erróneo del absentismo laboral es aquel que sólo tiene en cuenta los costes directos. Precisa que ese coste debe incluir, además del salario, o del complemento del que se hace cargo la empresa, otros costes asociados al factor trabajo, que no se reducen por la ausencia del empleado.
De los datos que maneja la CEOE se desprende que el coste por empleado en situación de Incapacidad Temporal (IT) aumentó en un 62% entre los años 2.000 y 2008. Parte de este incremento, según la patronal, se debe a la inflación y al aumento del empleo, pero el resto es por el incremento del número de trabajadores con baja laboral.
La tasa de absentismo laboral en Europa asciende a un 4,6%, frente a una media en España del 5,3%. Son Francia, Alemania y Bélgica los países más afectados, a diferencia de Italia y Austria, con tasas más bajas.
El absentismo laboral es el principal «obstáculo» para aumentar la productividad de las empresas españolas, según el informe «Crecimiento y Productividad, 50 propuestas para mejorar la productividad» elaborado por el Instituto de la Empresa Familiar. Según este trabajo, del centenar de empresas consultadas el 37% cree que el absentismo laboral es la principal barrera a la productividad.
Según el barómetro que elaboran Esade y la mutua de accidentes Egarsat, sólo un 20% del absentismo dura entre cinco y diez días. La duración media de las ausencias oscila entre 7,2 días por enfermedad; 3,5 días por motivos personales y 2,2 días por accidente. Entre los motivos personales tienen más incidencia las visitas al médico (22,9%), la conciliación de la vida laboral y personal (21,4%), la asistencia a entierros o el permiso por defunción de familiares y trámites.
El nivel de absentismo de las mujeres es inferior al de los varones, aunque lo superan cuando su etapa profesional se cruza con la maternidad. El perfil del absentista es el de un varón joven, menor de 30 años y con un perfil de baja cualificación.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...