La EMV comienza a seleccionar edificios del Casco con destino al alquiler
ANA PÉREZ HERRERA
Sábado , 20-02-10
Al día siguiente de la firma con la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, del plan de rehabilitación integral del Casco Histórico, la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Toledo anunció ayer la apertura, con carácter indefinido, de la convocatoria pública para seleccionar edificios del Casco Histórico de Toledo con el fin de que se incorporen al Programa de Rehabilitación de la empresa pública y sean destinados al arrendamiento.
«Ya no hay excusa para la rehabilitación, porque hay mecanismos y ayudas suficientes», resaltaron ayer el concejal de Vivienda, Aurelio San Emeterio, y el gerente general de la EMV, Luis Enrique Espinoza, quienes hicieron un llamamiento a todos los propietarios de edificios en el Casco para que se dirijan a la EMV, con el fin de que se informen de todas las posibilidades de financiación existentes para acogerse al plan. «Esto no es vender humo; es un proyecto serio», afirmaron.
San Emeterio llamó la atención sobre la necesidad de luchar contra la «degradación» del Casco, y puso como ejemplo la rehabilitación de las viviendas de Esteban Illán, que calificó como una política «pionera», y que «pronto» se pondrán a disposición de los ciudadanos de la capital en régimen de alquiler.
Iniciativa novedosa
El gerente de la EMV, que calificó la iniciativa como de «absolutamente novedosa», destacó que su puesta en marcha ha podido realizarse debido a que la EMV se ha dotado con los «instrumentos necesarios» para llevarla a cabo.
Uno de ellos ha sido el acuerdo marco firmado entre la EMV y el Consorcio de Toledo en el pasado mes de mayo, en segundo lugar la declaración del Casco Histórico como Area de Rehabilitación Única, con la suma de los barrios de Antequeruela y Covachuelas, y por último la nueva línea de ayudas a la rehabilitación que ha puesto en marcha el Ministerio de Vivienda y que se canalizarán por medio del Consorcio.
El proyecto que ahora emprende la EMV parte de la iniciativa de los propietarios de los inmuebles, que deberán manifestar su disposición a formar parte del programa. Será la EMV la que haga la selección de los edificios para acometer su posterior rehabilitación y finalmente, una vez constituido de acuerdo con los propietarios un derecho de usufructo, destinarlos a viviendas de alquiler durante los años precisos para amortizar esa inversión. Una vez terminado ese periodo esos edificios rehabilitados volverán a poder de sus propietarios.
Este plan, según indicó Espinoza, está «copiado» del que ya se aplica en Santiago de Compostela para la rehabilitación de edificios antiguos, aunque adaptado a las particularidades de Toledo, en donde será posible que el dueño del inmueble se beneficie del arrendamiento y no se descarta estudiar la rehabilitación de un inmueble por el hecho de que tenga inquilinos.
Proceso ágil
En palabras del gerente, quien señaló que se trata de una iniciativa ágil «aunque no garantiza que a todas las propuestas se vaya a contestar de manera afirmativa», «el interés no es solamente la rehabilitación de un parque arquitectónico en muchas ocasiones en una situación calamitosa, sino también ofrecer vivienda a los jóvenes». Estos van a tener una opción «preferente», ya que según el Registro de Demandantes de Viviendas de la Junta el 75 por ciento de los demandantes inscritos son jóvenes, aunque no descartó que puedan acceder a ellas otros perfiles.
En cuanto a los plazos de ejecución de las obras y los tiempos del usufructo, Espinoza que es un aspecto aún abierto, pero estarán próximos a los que existen en Santiago de Compostela, que estipulan dos años como mínimo para la realización de la obra y una explotación de 10 años. No obstante, precisó que «queremos que el propietarios participe en el proceso y que el tiempo sea el menor».
Para que se pueda acceder a este tipo de viviendas una vez estén rehabilitadas se seguirá el mismo criterio que se ha llevado hasta ahora para acceder a una vivienda protegida, por lo que «será imprescindible» estar inscritos en el Registro de Demandantes de Vivienda de la Junta.
Igualmente, los dueños de los edificios que acudan a esta convocatoria deberán estar localizados en el ámbito del Plan Especial de Casco Histórico, constituir una entidad edificatoria única e independiente que permita una intervención arquitectónica integral, precisar obras de rehabilitación y estar libres de cargas y gravámenes que limiten o impidan la actuación.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es