Ravell: «Chávez ha querido comprar Globovisión»
Actualizado Viernes , 19-02-10 a las 00 : 46
El enfrentamiento que ha mantenido desde hace tres años el gobierno de Hugo Chávez con la directiva de la cadena privada Globovisión por sus programas críticos ha pasado de página. Por lo menos la tensión ha bajado y las aguas han vuelto a su cauce natural después de la salida del director general, Alberto Federico Ravell y del compromiso que hizo la directiva de no vender el canal al Ejecutivo ni de cambiar su línea editorial.
Tras haber sido despedido del cargo el 17 de la semana pasada por mantener “divergencias con sus socios”, Ravell, convocó hoy una rueda de prensa para explicar las razones de su salida intempestiva del canal. Admite a ABC.es que el gobierno ha intentado comprar el canal de manera fallida para presionar.
Confiesa que tuvo que “sacrificarse saliendo del cargo para que el canal no fuese vendido y cayera en manos del gobierno de Hugo Chávez”.
Dijo: “me tocó sacrificarme. Por ahora, los objetivos se han logrado. El canal no se vendió, el periodista Leopoldo López –conductor del programa diario Aló Ciudadano- se reincorporó al cargo y Globovisión no ha cambiado su línea editorial (crítica)”. La directiva ha ratificado que el canal “ni se compra ni se vende”.
Reconoció como "ciertas" las conversaciones sostenidas entre el gobierno y uno de los socios del canal, el banquero Nelson Mezerhane sobre la venta del canal. Señaló que Mezerhane, (10 % acciones) ofreció comprar las acciones del presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga, que posee el 80 % de participación.
“A Nelson Mezerhane lo tienen amenazado -el gobierno- con quebrarle su banco Federal”, dijo. Ravell aseguró que Globovisión “no tiene precio. El canal tiene que estar en manos de alguien que no tenga intereses con el gobierno”.
El gobierno ha acosado a Nelson Mezerhane. Le ha expropiado la concesión del Teleférico de Caracas y el Hotel Humbold. Su Banco Federal ha estado a punto de naufragar durante la ola de intervención bancaria en diciembre pasado. Y por último ha estado preso porque el gobierno lo ha acusado de estar involucrado presuntamente en el crimen del fiscal Danilo Anderson. Pero ha salido airoso de todos estos golpes.
Ravell refirió que Mezerhane les dijo a los socios del canal que la oferta de compra-venta la habrían hecho el ministro Alí Rodríguez Araque y el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes. “Las condiciones que ponían los ministros para comprar el canal era que yo saliera y también Leopoldo Castillo. Me opuse a que Castillo saliera. Antes prefería salir yo”.
Cuando ABC.es le preguntó si podía confirmar que el gobierno ha presionado por su salida del canal, Ravell dijo: “el gobierno debe estar feliz con mi salida de Globovisión pero para afirmar que ha presionado tendría que escuchar la versión de los ministros Alí Rodríguez Araque y Nelson Merentes”.
No descarta vender el 10 % de sus acciones, pero advierte: “si cambia la línea editorial me verán en la puerta del canal de nuevo reclamando con los miles de venezolanos que participarán en la protesta”.
Sectores del oficialismo como el ex canciller José Vicente Rangel y Mario Silva, conductor del programa "La Hojilla" de la estatal Venezolana de Televisión, han acusado a Ravell de haber utilizado a Globovisión como una plataforma política.
Ravell aclaró que no se lanzará como candidato a diputado de la Asamblea Nacional. Tampoco a la presidencia en el 2012 pero ayudará al candidato de la oposición a derrotar a Chávez, así como en septiembre en las próximas elecciones para que la oposición logre triunfar en las parlamentarias.
Dijo que tiene un proyecto comunicacional y político para el futuro pero no precisó de qué se trata.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es