En España existen casi cuatro mil infraestructuras críticas, más del 80% de las cuales están gestionadas por el sector privado
Publicado Jueves , 18-02-10 a las 11 : 07
El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha alertado de que el peligro del ciberterrorismo es "real" y puede acarrear "consecuencias dramáticas" en servicios básicos como la energía o el transporte. Así lo ha manifestado durante la apertura del I Encuentro Internacional de Protección de Infraestructuras Críticas de la Información, que reúne en Madrid a expertos de EEUU, la OTAN y la UE, y donde el número dos de Interior ha recordado que grupos terroristas como Al Qaeda ya han anunciado que no dudarán en perpetrar ataques cibernéticos contra las redes de telecomunicaciones.
El secretario de Estado de Seguridad ha señalado que "no basta" con proteger físicamente las infraestructuras sensibles sino que es necesario hacer "seguras e invulnerables" sus redes de comunicaciones, imprescindibles para su funcionamiento.
Pérdidas millonarias
Una reciente encuesta realizada a responsables de seguridad de 600 infraestructuras críticas de 14 países puso de manifiesto que el 54% había sufrido ciberataques organizados con unas pérdidas estimadas en 4,6 millones de euros diarios. En el caso de las instalaciones energéticas, el coste de esas acciones superaron los 6 millones de euros al día.
"Nos enfrentamos por tanto a una amenaza real, con una gran capacidad de desestabilización debido al elevado nivel de interconexión del actual mundo digital. Hoy un agujero de seguridad se puede expandir con facilidad y generar consecuencias dramáticas", ha advertido Antonio Camacho.
En el caso español, Camacho ha resaltado la complejidad de proteger eficazmente unas 3.700 infraestructuras críticas, de las que más del 80% están gestionadas por el sector privado. Para ello se creó en 2007 el Centro Nacional de Infraestructuras Críticas (CNPIC), encargado de elaborar planes de seguridad, intercambiar información entre los diferentes actores implicados y coordinar los esfuerzos de entidades públicas y privadas.
En este sentido, el Gobierno está preparando un real decreto de Protección de Infraestructuras Críticas que modernice el sistema e impulse la eficacia de las medidas de cooperación entre todas las administraciones y las empresas propietarias de muchas de estas infraestructuras. Nuestra obligación es que la red que sostiene "nuestro sistema de bienestar" sea "segura, fiable e invulnerable", ha dicho Camacho, que ha reconocido que hay una "tarea ingente por delante" para hacer frente a esta nueva amenaza.

Enviar a:

¿qué es esto?