VÍDEO: L. M. L. FARRACES / G. D. OLMO
Jueves , 28-01-10
Nada hace recordar en esta nueva discoteca lo que ocurría en ese mismo lugar en 1983, cuando un incendió causó la muerte de 82 personas. Los dueños de la sala Adraba han querido borrar cualquier elemento que pudiera recordar a la antigua sala del 20 de la calle de Alcalá. Ahora, todo es color, mosaicos en los que uno se refleja y bolas de espejo por doquier.
Tras una pequeña puerta al lado del Teatro Alcalá desde ayer hay una impresionante sala de más de 1.500 metros cuadrados, para casi 500 personas, en la que se ha intentado dotar de «glamour» hasta el último rincón. Cuenta con cinco barras; en el centro, la pista de baile; y en los cuadriláteros, apartados y zonas VIP. Los responsables de Adraba, del grupo FSM -propietario de locales como Cool o Macumba-, esperan un «clima fresco y divertido», en el que, afirman, hay cabida para todo tipo de públicos.
Adraba abrirá de miércoles a domingos, en varias sesiones nocturnas en las que la música «house» será la nota dominante. La de ayer, con música de los 70 y 80, y la de todos los miércoles, es la sesión Fever. Los jueves, en Vanité, habrá un espacio para los más «chic»; los viernes y sábado, Adraba será una discoteca más; y los domingos, contará con la sesión Queens.
En cada una de las sesiones, los camareros irán acorde con la fiesta que se esté celebrando. Como ayer tocaba «Remember», todos vestían pantalones de campana, llevaban collares con el símbolo de la paz, grandes gafas de sol y pelucas a lo afro, para mimetizarse con el ambiente.
Y sí, cuenta con hasta tres salidas de emergencia y todas las medidas de seguridad exigidas por la legislación actual en materia de incendios. Aunque nadie quería recordar la tragedia de 1983, a más de uno se le iba la vista a los indicadores reflectantes que informaban sobre las medidas de seguridad.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es