Sábado , 16-01-10
El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, abogó ayer por que la eliminación de símbolos franquistas se realice siempre desde el consenso. Subrayó que antes de la aprobación de la Ley de Memoria Histórica en Toledo se cambió el nombre de la Plaza del Generalísimo por Plaza del Ayuntamiento.
En todo caso, señaló Emiliano García-Page, que si bien las leyes «se tienen que aplicar», «a veces necesitan de interpretación al tener espacios de duda que necesitan aclaraciones», citando como ejemplo cuando el símbolo se encuentra en un edificio de valor patrimonial.
«Confío en que la Administración vaya inteligente y diligentemente cumpliendo con la ley y que aquellos espacios de duda que puedan generarse, que se interpreten desde el consenso. Lo que quiero, como alcalde de la capital regional, es que las dudas que puedan existir acerca de si se interpreta bien o mal una ley las podamos resolver con consenso, me parece que es lo más inteligente para todos», explicó el alcalde, que abogó por llegar a un consenso.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es