Treinta y seis empleados de la ONU en Haití fallecieron en el terremoto del martes, según un nuevo balance anunciado hoy por el portavoz de la misión de Naciones Unidas en el país, David Wimhurst.
Cuatro policías, 19 militares y 13 civiles han muerto, ha precisado el responsable en una videoconferencia desde Puerto Príncipe con la sede de la ONU en Nueva York. No ha indicado si los 13 civiles eran haitianos o no.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, había contabilizado ayer catorce víctimas menos. "Hay 22 militares y policías muertos", dijo Ban durante una conferencia de prensa, en la que también señaló que "todavía no se sabe nada de Hédi Annabi", el responsable de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah), que está entre los desaparecidos.
Se espera que la cifra de empleados víctimas del terremoto que sacudió Haití el martes continúe ascendiendo durante las próximas horas.
Once brasileños, tres jordanos, un argentino y un chadiano que trabajaban para Naciones Unidas en Haití fallecieron como consecuencia del terremoto, indicó Ban. Al menos otros 56 han resultado heridos, según una portavoz de las fuerzas de paz de la ONU, Susana Malcorra.
El jefe de operaciones de las fuerzas de Paz de Naciones Unidas, Alain Le Roy, dijo que el número de empleados de la ONU muertos bajo las cinco diferentes sedes de Naciones Unidas en Haití podría aumentar con fuerza en las próximas horas. "El número de heridos y fallecidos será extremadamente alto", aseguró Le Roy ante los reporteros.
Cerca de 150 miembros del equipo de Naciones Unidas en Haití permanecen desaparecidos, entre ellos el representante especial de MINUSTAH, el tunecino Hedi Annabi, y su 'número dos'. El presidente haitiano, René Préval, aseguró en una entrevista que Annabi había fallecido como consecuencia del sismo. Sin embargo, la ONU indicó posteriormente que no disponía de datos que permitiesen confirmar ni desmentir esa información.
La oficina del portavoz confirma a ABC.es que la haitiana Michele Montas, quien hasta hace dos meses era la portavoz del secretario general, estaba en Puerto Príncipe en el momento del terremoto y creen que se encuentra bien. Viuda del periodista y activista Jean Dominique, asesinado en la capital haitiana, Montas protagoniza junto a su marido un hermoso documental sobre su vida y su lucha, "The Agronomiste", estrenado en 2003.
El hotel Cristopher se desplomó
El responsable de los "cascos azules" confirmó que el edificio de Naciones Unidas, conocido como Hotel Cristopher y ubicado en la parte alta de la capital haitiana, "se desplomó".
Además, señaló que se desconoce cuántos de los cerca de 250 empleados que trabajan en el inmueble se encontraban en su interior durante el movimiento sísmico, que se produjo a las 21.53 GMT, al final de la jornada laboral. "Sabemos que hay bajas, pero no sabemos cuantas", resaltó Le Roy, quien reiteró que hay una "gran cantidad" de empleados de la ONU de los que se desconoce el paradero.
Le Roy indicó que entre ellos se encuentra el jefe de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah), el tunecino Hédi Annabi, que se encontraba "junto a muchos otros" en la sede de la misión cuando se produjo el movimiento sísmico.
Los responsables de la ONU explicaron que sólo se han podido comunicar con el personal de Minustah a través de teléfonos con conexiones vía satélite, ya que la red de telecomunicaciones haitiana quedó fuera de servicio. "Están haciendo todo lo que pueden, y por ahora lo más importante es rescatar la gente que esté atrapada en la sede", indicó Le Roy, quien señaló que "muchos otros edificios se han derrumbado".
Edificios dañadosAdemás, dijo que entre los edificios que han sufrido daños se encuentra la Catedral de Puerto Príncipe, el Palacio Presidencial, así como la sede del Parlamento y numerosas viviendas y otros inmuebles de la capital haitiana. "Lo que ha sucedido es una tragedia para Haití y para la misión de paz de Naciones Unidas", agregó. Por su parte, el subsecretario general adjunto para Operaciones de Paz, Edmund Mulet, explicó que la otra sede de los "cascos azules" ubicada en el complejo de la ONU cerca del aeropuerto de Puerto Príncipe también resultó dañada, así como el hospital del contingente argentino de Minustah.
Tampoco se conoce con certeza el estado de las instalaciones y la pista del aeropuerto capitalino, y si podrá abrirse el miércoles al tráfico aéreo para facilitar la llegada de ayuda humanitaria. Mulet señaló que la ONU se ha puesto en contacto con el Gobierno de EEUU, así como el de Francia y Canadá, entre otros, para hacer llegar a Haití equipos de rescate, así como alimentos agua y otros productos de primera necesidad.
Al mismo tiempo, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) ya ha despachado un equipo para que empiece a evaluar los daños causados por el terremoto y determine la ayuda inmediata que se necesita, dijeron fuentes del organismo internacional. La misión de la ONU en Haití cuenta con 7.000 militares y unos 2.000 policías, además de unos 1.600 empleados civiles, procedentes de 17 países. Dicha misión, que está dirigida militarmente por Brasil, fue creada en 2004 por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para restaurar el orden después del violento derrocamiento y salida del país del presidente Jean Bertrand Aristide.
Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Paraguay, Perú, Uruguay, Canadá, Estados Unidos, España, Francia, Italia y Jordania están entre los países que aportan fuerzas militares o policiales a Minustah.

Enviar a:

¿qué es esto?