Publicado Actualizado sábado , 26-12-2009 a las 03:44:00
Aunque no hay cifras oficiales (ambos son delitos contra la propiedad, concretamente robos con fuerza), en Madrid ya se producen más asaltos por el método del butrón que por el del alunizaje.
Hay dos razones para explicarlo: por un lado, que los ladrones van buscando efectivo. El mayor control a los «peras» por parte de la Policía tiene mucho que ver en ello. Pero también está el hostigamiento policial al que están siendo sometidos los «aluniceros».
Sólo hay que recordar las recientes operaciones «Lavaderos» y «Olimpia», en la que cayeron las bandas más activas de «aluniceros» y atracadores. Mantenían vínculos entre sí: se retroalimentaban, pues, a diferencia de lo que ocurría antes, algunos de los nueve detenidos (hay ocho ya entre rejas) trabajaban para ambos grupos: uno lo encabezaba José Antonio Lázaro Rodríguez, del «clan de los Lázaro», uno de los «históricos» en la práctica de los «alunizajes», asentado en el Romancero Gitano (Villaverde). El otro es Ricardo Jiménez, alias «Cadur», que con 22 años protagonizó en 2008 una persecución en sentido contrario por la M-30, que no acabó en tragedia de puro milagro.
La Policía esclareció cien delitos, desde atracos a empresas de juego, polideportivos y bancos a robos en ópticas y a transportistas.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...