De la chica tímida y enamorada de Jesulín, a la mujer de rompe y rasga que pasa por el quirófano
Actualizado Martes , 09-02-10 a las 17 : 15
La polémica sobre el cambio radical de Belén Esteban (previo paso por el quirófano) tiene un nuevo ingrediente. Ha sido la noticia de la semana dentro del mundo del corazón, y también ha revolucionado al clan Janeiro.
A la espera de su primera aparición pública en directo (el viernes, en el programa «Sálvame», de Telecinco), he aquí un resumen sobre la evolución de Belén, sus cambios de «look» y el paso del tiempo en su rostro.
Ahora vemos a una Belén de rasgos finos, nariz respingona y mirada serena, pero lo cierto es que en los últimos diez años, la colaboradora ha experimentado un redical cambio de «look». Poco queda de la imagen de aquella joven Belén enamorada de jesulín, con flequillo, melenita lisa y ropa discreta. A medida que su popularidad iba subiendo como la espuma, la «musa» de San Blas ha dejado atrás a la jovencita tímida para convertirse en una mujer de rompe y rasga: ha sustituido las blusas por prendas más llamativas y provocadoras; ha alargado (y oxigenado) su melena; ha adelgazado considerablemente; y, ha aumentado su talla de pecho.
Testigos de estos cambios, todos los españoles, a través de la televisión (donde ha participado regularmente desde que rompiera su relación con Jesulín) y a través de las revistas. «Interviú» mostró a la nueva Belén al desnudo tras su operación de busto... solo queda saber si hará lo mismo ahora que tiene un nuevo rostro.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es