Los máximos líderes europeos rubricaron ayer las malas previsiones económicas realizadas por la Comisión Europea de que 2010 traerá más paro a Europa y un empeoramiento de la situación social. Para remediarlo la UE propone la receta clásica, que consiste en seguir apostando por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el gérmen del euro, así como por reducir los abultados déficits públicos de todos los países a un ritmo equivalente no inferior al 0,5% del PIB anual hasta el año 2011.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...