Jueves , 10-12-09
MANUEL FERNÁNDEZ MONTESINOS SOBRINO DE FEDERICO GARCÍA LORCA
DE los barros de una «memoria histórica» falazmente labrada por el Gobierno de Zapatero vienen los lodos de la confusión. El juez Garzón impulsó la búsqueda de los restos óseos de Federico García Lorca, pero la familia del poeta argumenta que cuando se hallen los huesos, si es que resulta posible encontrarlos, «no se pueden tocar». Para Fernández Montesinos, la verdadera memoria histórica no está en la exhumación de unos huesos por el momento ilocalizables, sino en saber «por qué está enterrado en una fosa común». «Esa es la verdadera memoria histórica», defiende, y no la de la demagogia gubernamental.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...