El Ebro abastece a 1,5 millones de personas que residen fuera de su cuenca
Sábado , 05-12-09
Cuando han transcurrido más de cinco años de la derogación del trasvase del Ebro contemplado en el Plan Hidrológico Nacional, el río más caudaloso de España continúa abastecimiento a numerosas localidades ajenas a su cuenca.
En concreto, de acuerdo con un informe elaborado por la Fundación Agua y Progreso, en la actualidad hay registrados diez trasvases «silenciosos», que suministran agua potable a más de 1,5 millones de personas que residen en localidades que no pertenecen a la cuenca del Ebro.
En este contexto, el Ministerio de Medio Ambiente tiene encima de la mesa la propuesta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para trasvasar agua a cuatro municipios catalanes a través del canal Segarra-Garrigues.
La Generalitat -que defiende los intereses de la Comunidad Valenciana en la CHE, de la que forma parte- se ha mostrado a favor de trasvasar los excedentes de agua a territorio catalán, pero reclama la misma cantidad de agua por habitante para las localidad valencianas que padecen una sequía crónica o problemas de abastecimiento.
Sin embargo, la llegada de agua del Ebro continúa antojándose como una utopía. En cambio, uno de los diez trasvases «silenciosos» abastece a las playas cántabras y llega a la localidad de Besaya. En la misma región, el Ebro suministra a Santander a través del trasvase Alto de Tormos. Las conducciones de Cerneja-Orudente y Zadorra-Arraita llevan agua a Bilbao. Mientras el Gobierno fía el suministro hídrico de la Comunidad Valenciana a las políticas de desalación, en el País Vasco opta por los trasvases, según el informe. El Ebro también contempla el trasvase Alzaina-Oria, que lleva agua de fuera de la cuenca a tierras navarras con fines industriales y de abastecimiento.
Conducciones en Cataluña
Mientras, en el norte de Cataluña el agua trasvasada a través del Carol-Ariége vuelve al río después de ser empleada para usos de la energía hidroeléctrica. El canal Segarra-Garrigues, en la provincia de Lérida, servirá para abastecer a los cuatro municipios de Barcelona que han reclamado agua del Ebro. Mientras, mediante la conducción Ciurana-Riudecaña se trasvasan los excedentes de agua del Ebro para fines agrícolas y urbanos en la comarca tarraconense de Reus.
También en Cataluña continúa activo el trasvase Xerta-X_nia. Esta conducción suponía la puerta de entrada para el agua del Ebro en dirección a la Comunidad Valenciana, pero ha quedado a pocos metros de la provincia de Castellón, al igual que el trasvase hacia el Campo de Tarragona.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es