Barcelona tendrá taxis sólo para mujeres
ELENA CARRERAS Los taxis para mujeres comenzarán a circular en Barcelona en pocas semanas
Viernes , 04-12-09
La idea arrancó en Londres en 2006 y se ha extendido por todo el mundo:ahora llega a Barcelona. La línea de taxis rosa, un servicio prestado sólo por mujeres y dirigido sólo a mujeres comenzará a funcionar en breve en la capital catalana, en una iniciativa hasta ahora inédita en España.
La radio emisora Servitaxi, que cubre el Área Metropolitana con más de 400 vehículos, anunció ayer que en los próximos días comenzará a prestar este servicio en Barcelona, pensado para aquellas mujeres que por las circunstancias que sean no se sienten cómodas si el chófer es un hombre. «Pensamos sobre todo en jóvenes que salen de noche, o en mujeres que hayan tenido una experiencia familiar traumática y prefieran tratar mejor con otra mujer», explica a ABC el presidente de Servitaxi, José Manuel Zamora.
Autobús sólo para mujeres
En este sentido, si en ciudades suramericanas la idea del «pink taxi» -al igual que los autobuses o vagones de Metro sólo para mujeres de México DF- nace como una respuesta directa a episodios de violencia de género o de grosería contra la mujer en mayor o menor grado, en Barcelona la iniciativa tiene una vis más normalizada. «No se trata tanto de responder a una demanda concreta, o a un episodio particular de agresiones o insinuaciones, sino que queremos ofrecer un servicio más, como ya prestamos, por ejemplo, servicio a personas invidentes», explica a ABC el presidente de Servitaxi
La iniciativa ya ha recibido el OK de la administración, que a través del Instituto Metropolitano del Taxi (Imet) señala que «el proyecto es bienvenido», en palabras de su presidente, Miguel Ángel Martín. El Imet, por contra, no ha autorizado a pintar los vehículos de rosa, como sucede en las otras ciudades con iniciativas similares, aunque sí permitirá que luzcan algún tipo de distintivo en forma de pegatina o logo específico. Aunque sólo para mujeres, los taxis en Barcelona seguirán siendo amarillos y negros.
La idea del taxi femenino partió de Begoña, una de las socias taxistas que trabajan en la emisora y que tras saber del proyecto en otras ciudades sugirió la posibilidad de implantarlo en Barcelona. Begoña, que comienza su turno a las cinco de la mañana, forma parte del cada vez más numeroso colectivo de mujeres al volante, grupo que, sin embargo, en los turnos de noche está menos representado. «Pensamos que el proyecto de línea rosa es un avance tanto para la mujer clienta, como para la propia taxista, especialmente para las que trabajan de noche, que en un momento dado pueden sentirse más seguras», se explica desde Servitaxi.
Con todo, tanto esta empresa como desde el Imet se señala que el taxi, también de noche, sigue siendo un servicio seguro. «En esto de la noche hay mucho de mito», explica Miguel Ángel Martín, que, sin embargo, valora cualquier iniciativa que vaya encaminada a ampliar el abanico de servicios que ofrece este transporte. Usar la «línea rosa» del taxi no tendrá un coste adicional.
Perpetuar estereotipos
La idea de los «pink taxis» nace hace tres años en Londres y se ha extendido ya a ciudades como Dubay, la colombiana Medellín o Puebla y Distrito Federal en México. Aunque colectivos feministas han criticado la iniciativa por perpetuar estereotipos -el color rosa no ayuda precisamente-, el éxito que ha tenido el proyecto hace prever una larga vida al «pink taxi».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es