Una relación sentimental no aprobada fue el origen de un trágico suceso ocurrido ayer en la capital malagueña que se saldó con la muerte de un individuo por disparos de la Policía y que previamente había apuñalado a su hija y a su nuevo compañero sentimental. Dos agentes resultaron heridos por disparos de escopeta realizados por el fallecido.
Los hechos se iniciaron sobre las cuatro y media de la tarde en un inmueble de la barriada de Santa Rosalía-Maqueda, adonde se había dirigido A.S.F., de 54 años, para recriminarle a su hija que hubiese roto la relación sentimental que tenía para iniciar otra.
El encuentro acabó en una agresión con arma blanca en la que resultaron heridos leves la joven, R.S.S.G., de 31 años, y su pareja, E.R. El presunto agresor abandonó el lugar en coche, pero la Policía Nacional ya había sido informada de lo ocurrido y envió a la zona un vehículo Z de la Brigada de Seguridad Ciudadana.
Los dos agentes lograron interceptar el vehículo, en la salida de Maqueda, pero no contaban con la reacción del sospechoso. A.S.F. se bajó del coche con una escopeta de caza y abrió fuego contra los policías, que repelieron la agresión. Fuentes cercanas al caso explicaron que el hombre llegó a apretar el gatillo al menos en cuatro ocasiones antes de que las balas de los agentes lo abatiesen mortalmente. Su cuerpo presentaba cuatro heridas de arma de fuego, dos en el costado izquierdo y otras dos en la zona de la espalda.
Los dos policías sufrieron diversas heridas como consecuencia de los disparos de escopeta. Ambos se encontraban al cierre de esta edición hospitalizados. El estado de uno de ellos era de gravedad, pero no se temía por su vida.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es