Actualizado Miércoles , 02-12-09 a las 18 : 30
El tsunami que en las últimas horas se ha originado en la Red y que atenta directamente contra la estabilidad del Gobierno no ha hecho más que empezar. La inclusión de la famosa cláusula sobre la regulación de internet en el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible que esta mañana se ha debatido en el Congreso provocó la reacción de los internautas, que rápidamente unieron sus fuerzas y se rebelaron contra lo que ellos consideran una «flagrante» violación de sus derechos.

La redacción de un manifiesto al que se han ido sumando usuarios, blogueros, creadores, periodistas y todo aquel cuya sensibilidad virtual está en estos días a flor de piel es sólo la punta de un iceberg que amenaza con crear algo más que grietas en los ministerios de Industria y Cultura, respectivamente.

Ante el aluvión de reacciones en la Web, ABC se puso en contacto con los artífices del (ya) famoso manifiesto, quienes acusaron directamente a la Coalición de Creadores presidida por Aldo Olcese de ser los culpables de que la cláusula de la discordia aparezca en el Anteproyecto. Enrique Dans ha ejercido de portavoz, afirmando que «el Gobierno ha cedido a las presiones de los creadores, quienes finalmente se han salido con la suya».

Acusaciones y desmentidosUnos creadores que no han querido permanecer indiferentes ante dichas acusaciones. Si bien ABC intentó ponerse directamente en contacto con Oscense, fue finalmente Joan Navarro el encargado de responder a las críticas y manifestar la postura de la Coalición de Creadores. «El manifiesto no tiene nada que ver con lo que se ha aprobado en el Anteproyecto de Ley. Estamos convencidos de que ya lo tenían preparado y han aprovechado la ocasión para arremeter contra el Gobierno», explica un claro Navarro. «Por supuesto que estamos a favor de la cláusula. Estamos encantados con la postura que finalmente ha adoptado el Gobierno y que no hace otra cosa sino refrendar lo que ya se ha aprobado en Bruselas. Está, por tanto, en consonancia con la regulación europea. Pero es que, ¿qué abogado estaría en contra de cerrar una tienda ilegal? Eso es al fin y al cabo lo que promulga la Ley y dudamos mucho de que alguien pueda estar en desacuerdo».

Con respecto a las acusaciones de Enrique Dans, Joan Navarro tiene claro que «quien acusa tiene que demostrar y es un asunto demasiado pueril. Desde la Coalición estamos incluso de acuerdo con algunos de los puntos que defiende el manifiesto, pero está claro que están intentando desviar la atención».

En cualquier caso y pese al aluvión de críticas y voces discordantes, los creadores se muestran encantados con la nueva regulación.

Enviar a:

¿qué es esto?