¿Tienes piso para alquilar? Dentro de un mes lo tendrás más fácil
Hacia un modelo europeo
El número de viviendas en alquiler que hay en España supone poco más de un 10%, mientras que en algunos países europeos como Alemania el alquiler representa más del 50%. Las diferencias se explican por cultura (tradicional querencia del pueblo español por la vivienda en propiedad, como ocurre también en Reino Unido), por precios (nuestro país es uno de los que tienen alquileres más caros en comparación con los precios de compra) y, sobre todo, por seguridad jurídica.
Actualizado Jueves , 17-12-09 a las 11 : 29
El fin de la impunidad de los inquilinos parece estar más cerca. El pasado martes, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la ley que, según el Ministerio de Vivienda, «impulsará el alquiler y la eficiencia energética de los edificios». Y un mes después de ser publicada, el mismo día de Nochebuena (24 de diciembre) entrará en vigor.
Es una petición histórica de los propietarios de potenciales viviendas en alquiler que la administración les provea de más seguridad ante los impagos y más rapidez en los desahucios. Y este es el objetivo de la nueva ley, que modifica algunas partes de la Ley de Arrendamientos Urbanos, la Ley de Enjuiciamiento Civil, y la Ley de Propiedad Horizontal. En esto cambiará cada una de ellas:
- Ley de Arrendamientos Urbanos. La nueva norma amplía los supuestos en los que el arrendador podrá no prorrogar el contrato de alquiler. Hasta ahora se podía no prorrogar el contrato si el propietario necesitaba ocupar la vivienda para uso propio, y ahora se añade que la necesita «para sus hijos, sus padres y su pareja en el caso de sentencia judicial firme de divorcio o nulidad matrimonial», según Vivienda. El Ministerio también puntualiza que «todas estas circunstancias deberán constar expresamente en el contrato de arrendamiento». La propia modificación de la ley prevé que si, pasados cinco meses del desalojo del inquilino, los familiares no han ocupado el piso, «el arrendador deberá reponer al arrendatario en el uso y disfrute de la vivienda arrendada por un nuevo periodo de hasta cinco años».
- Ley de Enjuiciamiento Civil. Quizás el punto más importante de la nueva normativa sobre alquiler. El Ministerio de Vivienda asegura que esta modificación «está encaminada a facilitar que los arrendadores puedan recuperar su vivienda de modo rápido y sencillo en caso de incumplimientos graves del pago del alquiler sin que esto menoscabe los derechos de los inquilinos». Se habla de la supresión de trámites y la reducción de plazos en los procedimientos de desahucio, que en la actualidad pueden durar más de un año. El Ministerio confía en que la rapidez de la aplicación de la ley «contribuirá a la reducción de precios y a evitar la exigencia de garantías excesivas (avales o fianzas)». Un ejercicio de voluntarismo bastante acusado, pero que debe ponerse en práctica con algo que no está en manos de Vivienda, como es dotar a los juzgados de mayores efectivos para poder acometer con prontitud estas decisiones.
En definitiva, no será tan fácil aplicar la nueva ley dada la falta de efectivos policiales y judiciales para aplicarla. El Gobierno anunció a finales del año 2007 la constitución de diez juzgados de Primera Instancia especializados en desahucio. Dos años después, poco se sabe de estos juzgados, aunque la experiencia piloto se realizó en Murcia y con resultados satisfactorios. Deberán de ser muchas más si realmente se quiere hacer efectiva la ley.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...