Una casa, dos actores desconocidos y una videocámara son suficientes para lograr un taquillazo de 100 millones de dólares. Mañana se estrena en España
«Paranormal Activity»: el negocio del miedo casero
Fotograma de la película «Paranormal Activity», que este viernes se estrena en España
Actualizado Jueves , 26-11-09 a las 22 : 45
Dicen que el miedo es gratis y, sin embargo, el director israelí Oren Peli se ha convertido en una especie de rey Midas de la gran pantalla americana tras amasar más de 100 millones de dólares con su primera película, «Paranormal Activity», un modesto filme de terror de apenas 15.000 dólares de presupuesto. Rodada en una semana (unas 14 horas diarias de media) con dos actores desconocidos (Katie Featherston y Micah Sloat) y un caché de 350 euros cada uno, la película se filmó con una sola cámara de vídeo doméstica, que manejan los propios protagonistas. La casa del director en San Diego fue el plató de esta historia, que se alimenta del miedo más primitivo, aquél que te pilla solo en la oscuridad del hogar. Una presencia maligna e inquietante perturba las noches de la joven pareja, que decide documentar los extraños fenómenos colocando micrófonos y una cámara de vídeo en su intimidad. El estilo, lo han adivinado, «El proyecto de la bruja de Blair».
Ni siquiera su director -que vendió los derechos de la cinta a Dreamworks tras presentarla hace tres años en el Screamfest- se lo explica. «En realidad no sé cuál es el secreto del exito», reconoce. «Creo que es por el aspecto hiperrealista de la peli y porque los extraños acontecimientos suceden mientras los protagonistas duermen, que es cuando nos sentimos más vulnerables. Pero la verdad es que la gente sale aterrada del cine y la están recomendando a otros. De alguna forma he dado con la tecla...», afirma sin más este israelí de 39 años, que dejó su carrera como programador de videojuegos para dar el salto al séptimo arte. Con su primer filme, Oren Peli ha logrado sacar los colores a una industria acostumbrada a manejar cifras estratosféricas con un producto de tímido presupuesto y contando con la única ayuda de «un amigo y mi ex novia».
Avalado por el mismísimo Steven Spielberg, este suspense psicológico rehúye de la sangre y los efectos especiales. «Es la atmósfera de la casa, no los sustos, lo que infunde temor en la gente», afirma. Su mayor logro: manipular la angustia del espectador dosificando con cuentagotas los momentos de tensión. Tal es la expectativa desatada en virtud del «boca a oreja», que el filme se ha convertido ya en uno de los fenómenos cinematográficos del año, en buena parte gracias a su empujón en las redes sociales. «Paranormal Activity» es además la primera película que se estrena en nuestro país bajo demandada. En la web oficial en español del filme www.paranormal-lapelicula.com, los internautas pueden pedir que se estrene en su ciudad. De momento, mañana se verá en doscientas salas españolas.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es