Publicado Jueves , 12-11-09 a las 08 : 13
Cinco países, entre ellos Guinea Ecuatorial, Marruecos y Filipinas, han solicitado formalmente ser asociados como observadores a las Cumbres Iberoamericanas. El Gobierno español apoya esas solicitudes, lo mismo que las de Bélgica e Italia, que fueron los primeros en presentarlas.
La creación del estatus de observadores asociados, para los Estados, y de observadores consultivos, para los organismos internacionales, fue acordada el año pasado en la Cumbre de San Salvador, ante la demanda de algunos países de ser asociados a la Conferencia de países de habla hispana y portuguesa de América y de la península Ibérica. Los observadores no tendrán voz ni voto en las sesiones plenarias, pero podrán hablar si lo piden unánimemente los jefes de Estado y de Gobierno.
Aunque algunos miembros de la Conferencia Iberoamericana eran partidarios de ampliar el número de sus integrantes, hasta ahora se ha impuesto la corriente más restrictiva. Desde que comenzaron a celebrarse las cumbres, en 1991, sólo un país —Andorra— ha sido aceptado como miembro de pleno derecho.
Tanto Bélgica como Italia podrían participar ya como observadores en la XIX Cumbre Iberoamericana que comenzará el día 29 en Estoril y no se descarta que, si los ministros de Exteriores lo acuerdan, pudieran hacerlo también Guinea Ecuatorial, Marruecos y Filipinas.
A los aspirantes a observadores se les pide que tengan afinidades culturales y lingüísticas con la comunidad iberoamericana y que acepten el acervo de las cumbres, lo que incluye el respeto de los derechos humanos.
Una docena de organismos internacionales, como la OCDE o el Banco Mundial, han pedido también ser observadores consultivos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es