El director general de Seguros, Ricardo Lozano,señaló ayer, durante el XVI Encuentro del Sector Asegurador, organizado por Deloitte y ABC y patrocinado por Mapfre, que el Gobierno quiere «ordenar la comercialización de los planes de pensiones» porque en la actual legislación no hay reglas para ellos. Con esta iniciativa no se limitará el desarrollo de los planes, como sugieren algunos comentarios, incluso del propio sector, sino que lo que pretenden es una mejora de la seguridad jurídica y de la confianza de estos productos.
Lozano calificó como «correcta» la forma en que el sector asegurador está superando la crisis y afirmó que «la estabilidad está siendo la nota predominante». Como reto para el futuro, el director general de Seguros apuntó la nueva directiva europea que regulará la solvencia del sector -Solvencia II-, que acaba de ser aprobada formalmente en Bruselas y que el organismo que dirige va aprovechar su trasposición a la legislación española para introducir particularidades en gobierno corporativo y procedimientos sancionadores.
Lozano dijo que estaba dispuesto a a recibir sugerencias y a trasladar a la Unión Europea las inquietudes del sector, que por ahora ha acogido con recelo las nuevas normas.
A este respecto, Alberto Manzano, vicepresidente de Mapfre, había manifestado previamente que «no sería lógico que las nuevas normas se traduzcan en la imposición de nuevas cargas y requerimientos que terminarían incrementando precios y mermarían la rentabilidad» de las compañías.
A esta cuestión planteada por Manzano, el responsable de Seguros, Ricardo Lozano, respondió que sería extraño que Solvencia II «pusiera en peligro al sector asegurador europeo cuando no lo había hecho la crisis».
Lozano señaló que la reforma de la Ley del Contrato de Seguro, que actualmente diseña el Ministerio de Justicia en colaboración con el Ministerio de Economía, buscará mejorar la información que se facilita a los clientes.
Intentos de fraude
La presidenta de la patronal Unespa, Pilar González de Frutos, que clausuró el Encuentro, advirtió de que habían sonado «todas las alarmas en las entidades aseguradoras del automóvil» porque habían apreciado un notable incremento de los daños materiales leves en los accidentes de tráfico, «que no se explica por ningún parámetro lógico» y que suponen un aumento de las indemnizaciones.
González de Frutos señaló que, estas simulaciones, además de una falta de respeto para con las verdaderas víctimas, «no son las aseguradoras las que pagan el pato», sino que su coste lo pagamos todos porque «tiene que acabar reflejándose en el precio del seguro»
La presidenta de la patronal aseguradora señaló que tenemos un sector asegurador que, respecto a las cifras, ha tenido un comportamiento frente a la crisis que de momento ha sido «ejemplar», pero si ésta se prolonga, los resultados pueden sufrir una situación más comprometida.
González de Frutos afirmó que «el normativo es el gran flanco a cubrir durante el año 2010». Llegará Solvencia II y el consiguiente rediseño de la Ley de Supervisión del 95 y su reglamento de desarrollo.
A plazo más largo, la nueva Ley de Contrato de Seguro, con casi tres décadas, merece una revisión y adaptación a las nuevas realidades del mercado. La tercera gran actividad normativa es la reforma del Baremo.

Enviar a:

¿qué es esto?