La Iglesia duda de que el rezo islámico en la Mezquita vaya a crear empleo
Miércoles , 11-11-09
El administrador apostólico de la Diócesis de Córdoba, Juan José Asenjo, rechazó ayer la propuesta de UGT de que se permita el rezo islámico en la Mezquita-Catedral, como medida para combatir el desempleo. Para el también arzobispo de Sevilla, que la Iglesia cambiara su postura y permitiera la oración de los musulmanes no crearía trabajo. Además, añadió, haría que «muchos cordobeses se sintieran ofendidos».
Durante la firma de un convenio con la UCO, Asenjo descartó de plano la idea lanzada el lunes por el secretario provincial de UGT, Antonio Fernández. Entre las actuaciones de dos planes de choque contra la crisis, defendió que la Iglesia, titular de la Mezquita-Catedral, permita «en momentos puntuales» el rezo islámico en el histórico templo. A su juicio, con esa decisión Córdoba aumentaría considerablemente sus visitantes, lo que supondría también generar puestos de trabajo.
Asenjo negó ayer la mayor con cierta sorpresa cuando fue preguntado por esta medida: «¿Para la creación de empleo? No sé qué relación puede tener el rezo musulmán con la creación de empleo». «Mi posición al respecto es bien conocida», añadió, rememorando otras ocasiones en que él y la Iglesia se han manifestado en contra de que la oración islámica se realice en la Mezquita-Catedral.
Es más, si esa postura cambiara y se admitiera el rezo ecuménico en el histórico templo, advirtió de que «muchos cordobeses se sentirían ofendidos». Permitir que los musulmanes recen en la Mezquita-Catedral, siguió, «no generaría más que problemas para nosotros, para ellos y también para la ciudad».
Postura de 2006
Monseñor Asenjo abogó por la existencia de una «relación fraterna con nuestros hermanos» de la comunidad islámica y por la colaboración con ellos en «todo lo que sea servicio al bien común y lucha por la paz y la justicia». Pero, pasar de ahí al rezo compartido en un mismo edificio, avisó, son «palabras mayores».
Y apuntó que el diálogo interreligioso «genuino» no consiste en compartir lugares, salvo en casos excepcionales donde haya espacios comunes para la oración, como pueden ser «un aeropuerto o una villa olímpica».
Luego, recordó la nota que emitió el 27 de diciembre de 2006 después de que la Junta Islámica Española enviara una carta a Su Santidad el Papa en la que reclamaba el uso conjunto de la Mezquita-Catedral. En aquel comunicado, rememoró, la Iglesia sostenía que tiene «derechos históricos y jurídicos sobre el espacio que ocupa la actual Catedral». Concluyó señalando que «todo» el templo es catedral y que «no sólo lo es el cogollo, porque todo él fue consagrado en 1236».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es