El Tribunal de Cuentas aportó hace ocho meses indicios de varios delitos en la etapa del alcalde socialista
La Fiscalía bloquea la investigación de las irregularidades urbanísticas en Cuenca
El informe del Tribunal de Cuentas
«El control y la actividad inspectora y disciplinaria en materia de urbanismo fueron prácticamente nulos durante los ejercicios 2004 y 2005», relata el Tribunal para entrar luego en los casos concretos de dejación de funciones, incumplimiento de plazos o bases de datos incomprensibles para saber cómo se concedían las licencias.<MC0> En otro punto del informe de fiscalización, se dice que el Ayuntamiento de Cuenca «no tiene constituido el patrimonio municipal del suelo, ni ha establecido procedimientos que garanticen el adecuado seguimiento y control de dicho patrimonio». La última irregularidad registrada también es concluyente: «Tres arquitectos municipales y el jefe del servicio de gestión y disciplina urbanística incumplieron el régimen de incompatibilidades».
La Fiscalía mantiene paralizada desde principios de año la investigación de posibles responsabilidades penales por un cúmulo de irregularidades en la gestión del Ayuntamiento de Cuenca cuando estaba al frente del consistorio el socialista José Manuel Martínez Cenzano, ahora en el cargo de Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha. El Tribunal de Cuentas, máximo órgano fiscalizador del Estado, registró un total de 38 «deficiencias» o irregularidades de todo tipo en la gestión del alcalde y remitió su informe al ámbito judicial. La fiscal jefe de Cuenca, María del Carmen Ruipérez, lo guardó en un cajón, no ha dado un solo paso desde febrero pasado para investigar los hechos y ahora acaba de anunciar que se jubila.
El informe de fiscalización del Ayuntamiento de Cuenca correspondiente a los ejercicios 2004 y 2005 es un compendio de práctica opacas, sospechosas o abiertamente ilegales en todos los ámbitos de la gestión municipal. Va de la contratación de personal, la constitución de empresas, las subvenciones, los concursos públicos y el manejo de los créditos al meollo de la corrupción en los consistorios: el urbanismo y las recalificaciones de terrenos. En el caso de Cuenca «aparece» un 24 por ciento de superficie de suelo urbanizable que no estaba previsto en el plan original correspondiente.
Bloqueo del PSOE
Según la fiscalización del Tribunal de Cuentas, en la capital castellana aparecieron durante el mandado de Martínez Cenzano las prácticas de gestión que recientemente, en otros municipios, han obligado a los jueces a desmantelar ayuntamientos enteros. En este caso el trabajo de investigación previo está hecho. El PSOE impidió en marzo pasado que el Congreso se pronunciara sobre el caso cuando el informe llegó a la Comisión Mixta de Relaciones con el Tribunal de Cuentas. El Grupo Popular exigió una condena y medidas urgentes por considerar que eran claros los indicios de «prevaricación» y «malversación de fondos públicos». Los socialistas recurrieron al apoyo de los parlamentarios del Grupo Mixto para dejar la respuesta de la Cámara en una propuesta dirigida al Ayuntamiento -ahora gobernado por el PP- para que cumpla con las recomendaciones que el Tribunal de Cuentas hacía al anterior equipo.
Transcurridos casi diez meses se comprueba que si en el Congreso el PSOE impuso su criterio de echar tierra sobre el caso, en la vía judicial y en el trámite primero de la misma, que era la Fiscalía de Cuenca, el proceso ha sido paralelo.
El órgano fiscalizador del Estado, en el informe remitido al Congreso y a la Fiscalía, había necesitado 8 folios para «resumir» los epígrafes de las irregularidades encontradas en la gestión urbanística.

Enviar a:

¿qué es esto?