En Castilla-La Mancha el nuevo banco se denominará CCM y sus trabajadores se regirán por el convenio de banca, no por el de cajas
La frase recurrente de que las cajas de ahorros pueden comprar bancos, pero éstos no pueden adquirir cajas, ha dejado de ser una realidad con la reciente operación de Cajastur sobre Caja Castilla-La Mancha (CCM). El Banco Liberta, filial 100% de Cajastur, ha adquirido todo el negocio puramente bancario de CCM. A cambio, la entidad asturiana entregará a una Fundación, que se tiene que crear en Castilla-La Mancha, el 25% de Liberta. Esa Fundación tendrá, por tanto, el 25% de las acciones de ese banco, que llevará el nombre de CCM en esa comunidad, tal como figura en el contrato firmado.
Además, la Fundación será la propietaria de la corporación industrial que ahora tiene CCM. Las participaciones empresariales que tiene la corporación, incluidas las del aeropuerto de Ciudad Real, se irán vendiendo para nutrir de fondos a la Fundación, la cual, con ese dinero y con los dividendos que le entregue el Banco Liberta por su participación del 25%, hará la labor de obra social que antes hacia la caja castellano-manchega.
No es un «banco malo»
Ayer, los directores generales de CCM, Xabier Alkorta y Gorka Barrondo, negaron que las participaciones industriales de CCM que se hayan dejado al margen de la integración de ambas cajas vayan a constituir un «banco malo».
Por otro lado, los trabajadores de CCM pasarán a tener el convenio de banca y no el de cajas, y el Banco Liberta o el nuevo CCM, según la región, tendría que integrarse en la Asociación Española de Banca (AEB) y no en la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) en el caso de querer integrarse en alguna de las patronales.
Desde algunos estamentos políticos y sindicales se indica que esta operación es la vía para desvirtuar la naturaleza jurídica de las cajas y el camino para su privatización, porque nada va impedir a Cajastur sacar en cualquier momento a Bolsa parte del accionariado del Banco Liberta.
En la actualidad hay distintas cajas que son propietarias de bancos. Bancaja es la dueña del Banco Valencia, Caixanova del Banco Gallego, La Kutxa del Banco Madrid y las cajas vascas del Banco Guipuzcoano. También dos fundaciones, la March y la Barrié de la Maza, son propietarias del Banco March y del Pastor.

Enviar a:

¿qué es esto?