Actualizado Miércoles , 28-10-09 a las 10 : 34
El Rey ha defendido ayer que no se escatimen esfuerzos para favorecer la creación, conservación y difusión de las Bellas Artes, como elemento que cohesiona y engrandece a España como sociedad y la proyecta como país fuera de sus fronteras.
Don Juan Carlos ha expresado el permanente respaldo y aliento de la Corona en esta tarea, durante la ceremonia de entrega de las Medallas de Oro al Mérito de las Bellas Artes que este mediodía ha presidido junto a la Reina en el Palacio de Festivales de Santander.
Estos galardones, que concede el Consejo de Ministros a petición del Ministerio de Cultura, distinguen a las personas y entidades que hayan destacado en el campo de la creación artística y cultural, en su fomento y difusión o en la conservación del patrimonio.
El cantante Miguel Bosé, quien ha actuado como portavoz de los 25 artistas y entidades premiados, ha reivindicado "amparo, protección y leyes" para los artistas, porque están "al borde de la extinción", y complicidad fiscal con el mecenazgo. "Mimennos, no nos desamparen, no nos dejen huérfanos", ha afirmado Bosé, después de preguntar a los representantes de las instituciones presentes en el acto si les gustaría quedarse sin solapas en las que colgar estas medallas.
Bosé ha planteado estas reivindicaciones ante la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en nombre de los premiados, procedentes del mundo del cine y las artes escénicas, la música o las artes plásticas.
«La belleza no es lugar para cobardes»Las medallas han sido entregadas por el Rey a los actores Imanol Arias y Cecilia Roth, al productor Enrique Cerezo, a la directora Isabel Coixet, al guionista Juan Antonio Porto, a la coreógrafa Blanca Li, al director de orquesta Rafael Frühbeck de Burgos, al músico de jazz Pedro Iturralde y al cantautor José Antonio Labordeta.
El creador Nacho Criado, el pintor Isaac Díaz Pardo, la gestora de arte contemporáneo Rosina Gómez-Baeza, el fotógrafo Alberto Schommer y el mecenas Pedro Serra son otros de los premiados, junto al poeta, novelista y ensayista Victoriano Cremer, fallecido en junio a los 102 años y a quien el Rey ha dedicado un especial recuerdo.
Las medallas también han reconocido la labor del presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, de la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada, del restaurador Juan María Arzak y de la presidenta de Payasos sin Fronteras, María Colomer, así como la del Festival de Cine de San Sebastián y la de la Fundación BBVA.
Charo López y Pilar Bardem y el pintor Isaac Díaz Pardo, que a sus 89 años es el más veterano de los galardonados, han sido los más aplaudidos en esta ceremonia, al igual que el matador Francisco Rivera Ordóñez, cuyo reconocimiento ha estado rodeado de polémica, después de que los toreros Paco Camino y José Tomás decidieran devolver la Medalla de Oro que se les había concedido en 2004 y 2007, respectivamente, porque no consideraban adecuada la distinción a su compañero.
El Rey ha destacado la valiosa labor de todos, marcada por la excelencia en sus muy diferentes disciplinas creativas. «Conozco la intensidad del trabajo y del esfuerzo que anima vuestras trayectorias. Vuestro afán de superación y perfección genera admiración y es un estímulo para todos», les ha dicho Don Juan Carlos, quien, citando al poeta Antonio Gamoneda, ha afirmado que «la belleza no es un lugar para cobardes». Y ha apelado al deber de seguir reconociendo y fomentando la excelencia artística, porque el arte «enriquece día a día nuestra identidad y estimula la creatividad de las nuevas generaciones».
«El arte nos cohesiona y engrandece como sociedad, al tiempo que nos proyecta como país fuera de nuestras fronteras. No escatimemos esfuerzos para favorecer la creación, conservación, y difusión de las bellas artes», ha dicho.
La ministra de Cultura también ha destacado el papel de la cultura como «embajadora» de los valores de la sociedad española y ha defendido que «merece la pena» seguir impulsándola y «mantener vivo el sueño de crear». González-Sinde ha subrayado que la creación artística es «necesaria» para la sociedad y que estas medallas llevan impreso un «mensaje de aliento a todos los españoles que sienten la llamada de las bellas artes».
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha respaldado las palabras de Miguel Bosé, porque la cultura española es «raíces e identidad» y, sin ellas, ha dicho, «no se puede ir a ninguna parte, no hay cohesión y orgullo de pertenencia, ni solidaridad».
«La globalización no puede acabar con lo nuestro, con lo que nos cohesiona como pueblo», ha afirmado el presidente, quien durante su discurso ha recordado la figura del ex jefe de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campos, fallecido el lunes, por su contribución a la democracia, lo que ha despertado el aplauso de los asistentes.
Las Medallas al Mérito en las Bellas Artes fueron creadas hace 40 años, en 1969, con el propósito de distinguir a aquellas personas y entidades que destaquen en el campo de la creación artística y cultural, el fomento, el desarrollo y la difusión del arte y la cultura y la conservación del patrimonio. Hasta 1992 se entregaron en el Museo del Prado pero a partir de ese año el Ministerio de Cultura decidió descentralizar la ceremonia, que por el momento se ha celebrado en ocho comunidades autónomas, a las que ahora se suma Cantabria. Las Medallas de Oro de Bellas Artes 2008 fueron concedidas el pasado 20 de febrero por el Consejo de Ministros, a propuesta del entonces ministro de Cultura, César Antonio Molina.

Enviar a:

¿qué es esto?