Las universidades recurren a las pólizas de crédito
El Comisionado para Universidades, Joan Majó, replicó ayer al rector de la Politécnica (UPC), Antoni Giró, quien el martes denunció en declaraciones a la Prensa que «el pago de las nóminas en la universidad depende de estas partidas que aún no han cobrado de la Generalitat».

«No nos queda otro remedio que confiar en que van a abonarlas, aunque el daño ya está hecho», indicó Giró en declaraciones a este diario. Por su parte, Joan Majó aseguró ayer que «el dinero que se da por objetivos no tiene nada que ver con esto, ya que dos veces al año el Govern transfiere dinero a los centros superiores para cubrir gastos de nómina».

El Comisionado para las Universidades admitió que está realizando las gestiones necesarias para que las universidades cuenten con un «reconocimiento» del compromiso de que los recursos llegarán para poder negociar con las entidades bancarias con las que tienen suscritas pólizas de crédito».
Viernes, 23-10-09
Nuevo aplazamiento en el pago de las partidas de financiación adicional que la Generalitat prometió a las universidades para hacer frente a los cambios en la enseñanza superior.

Los rectores catalanes denunciaron a mediados del pasado mes en declaraciones a ABC que no habían recibido todavía la parte de la financiación por objetivos que les correspondía de 2008 - a 18 de septiembre sólo habían cobrado 20 de los más de 50,9 millones acordados para el año pasado- y la conselleria de Universidades justificó el retraso alegando que muchos centros «no han demostrado todavía que han cumplido los objetivos por los que se les asignaron los recursos».
La Generalitat negó entonces retrasos y apuntó que los pagos se realizarían cuando las universidades demostraran la consecución de los objetivos académicos y de investigación de los que depende el plan de mejora de la financiación. «Para cobrar deben demostrar que han cumplido con los indicadores de investigación y docencia (número de titulados y eficiencia de cada titulación, entre otros...)», aseguró ayer el Comisionado para Universidades, Joan Majó.
Aplazamientos por la crisis La realidad, corroborada ayer por el propio Comisionado, es que la Generalitat no sólo debe a día de hoy a los centros los 30 millones de 2008 sino que este año tampoco podrá abonar los 90,4 acordados. Consecuentemente, abrá también retrasos en la partida de 136,2 millones pactada para 2010. El panorama es desalentador para los centros, que este año hacen frente al reto de la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).
Según el Comisionado, una parte importante de los recursos pendientes (2009 y 2010) no empezarán a abonarse a las universidades hasta 2011 a causa de la crisis, informa Efe.
«Se pagará pero más tarde» «A nadie se le escapa que la economía está en crisis y la universidad no es un elemento aislado de la sociedad. Es cierto que no tenemos muy claro que podamos poner en el 2010 todo el dinero previsto en el acuerdo de financiación, aunque pondremos más de la mitad», dijo Majó.

En este sentido, insistió en que la Generalitat cumplirá con el volumen total de recursos comprometido aunque se hará con retraso, de al menos algunos meses. Las universidades catalanas cumplieron en 2008 hasta el 85 por ciento de los objetivos marcados por el Govern en el marco de la financiación variable, según fuentes del Comisionado.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es