Actualizado Viernes, 16-10-09 a las 18:34
Promete ser el regalo de estas navidades, ha sido el protagonista indiscutible de las ferias de libros más importantes del año y no hay día en que los medios digitales no se hagan eco de él. Se trata del lector de libros electrónico o e-reader, un dispositivo almacena toda una biblioteca digital en la palma de la mano y con el peso de un sólo ejemplar.
Aunque han dado mucho que hablar durante los últimos meses, el ebook ha recorrido un largo camino desde que en 1997 el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT) inventara la tinta electrónica (E Ink), que durante sus primeros años luchó con el sistema Gyricon, desarrollada por Xerox, por ser la tecnología dominante.
A diferencia de las pantallas TFT o LCD, el papel electrónico no emite luz, sino que la refleja, igual que el papel tradicional. Formado por tres una capa de microtransmisores eléctricos, un polímero y una lámina protectora, esta tecnología funciona al estimular electromagnéticamente las millones de cápsulas que flotan en un gel. Mediante esta técnica, cada cápsula pasa a mostrar su cara blanca o negra, para representar en pantalla un texto o un gráfico.
Las principales ventajas de esta tinta son la mejora de su resolución a la hora de reproducir texto en blanco y negro, su flexibilidad y su ligereza. Los puntos negativos se centran en el tiempo de refresco de los textos (unos tres segundos por página) y su elevado precio, que en los últimos años se ha moderado hasta convertir los e-readers en un producto de electrónica de consumo más.
Para todos los gustos
De unos meses a esta parte el usuario se ha encontrado en el mercado una docena de lectores de distintas marcas y características para buscar el que más se ajuste a su necesidad. Los hay de formato pequeño (cinco y seis pulgadas) y fabricación española como el Papyre de Grammata; de marcas consolidadas como el Sony Reader o el Inves-book 600 de El Corte Inglés; de tamaño revista, como el Kindle DX (9.7") de Amazon, o de nuevas empresas que apuestan por este formato como Cybook, iLiad o Hanlin.
Mientras el libro electrónico pugna por convertirse en un objeto cotidiano en nuestras vidas, las empresas del sector investigan nuevos desarrollos de este dispositivo como la introducción de las páginas a color, la mayor flexibilidad de sus hojas virtuales o la inclusión de pantallas táctiles.
Textos a color
En el campo del color han trabajado empresas como Fujitsu, Philips o la propia E Ink, que en 2005 lanzó un prototípo con esta tecnología, que tuvo como defectos principales la falta de brillo de las imágenes y el elevado coste de producción del dispositivo. Más adelante, lo intentó la japonesa Fujitsu con Flepia, cuya pantalla táctil de cristal líquido elevó su precio a los 750 dólares.
Por su parte, Philips ha desarrollado un nuevo enfoque que ofrece unas pantallas de papel electrónico a color con mayor brillo y nitidez que las tradicionales pantallas de cristal líquido (LCD). Según Kars-Michiel Lenssen, quien dirigió la investigación en Philips Research, en Eindhoven (Países Bajos,) el nuevo enfoque «es lo más cerca que cualquier tecnología de papel electrónico ha estado del papel impreso».
Aunque el modelo más espectacular de libro electrónico a color, según el blog especializado Xataka, es el de la marca Bridgstone, que cuenta con nada más y nada menos que 13 pulgadas.La flexibilidad es otra de las características más demandadas por los usuarios de libros electrónicos.
Flexibilidad
Estos dispositivos son ligeros y fáciles de transportar pero, ¿qué pasaría si se pudieran enrollar como el periódico que llevamos bajo el brazo camino al trabajo?
Algunas empresas han dirigido sus investigaciones en esta dirección, como, por ejemplo, Polymer Vision cuyo dispositivo Readius cuenta con una pantalla de cinco pulgadas flexible que se recoge sobre sí misma para conseguir un tamaño ajustado a la palma de la mano.
Con conectividad 3.5G HSDPA y más de 30 horas de duración de batería, este dispositivo lucha por hacerse un hueco en el mercado cada vez más competitivo de los e-readers.
Subrayados y enlaces
Tomar notas, subrayar frases o incluir enlaces en el texto serán algunas de las posibilidades que ofrecerán el libro electrónico del futuro gracias a su pantalla táctil. De momento, se puede disfrutar en el mercado de modelos como el Sony PRS-700 pr o el iRex, un e-reader que cuenta entre sus características con pantalla táctil, conectividad WiFi y 3G. Multinacionales como Asus y Samsung también preparan modelos en esta línea.
Para los más ecológicos, LG ha presentado recientemente un prototipo de lector de e-books con paneles solares incorporados para facilitar su recarga.
Aunque la verdadera revolución vendrá de Pixel Qi, una empresa que propone un papel electrónico a color con funciones de vídeo y a bajo coste, que saldrá al mercado próximamente en tamaños de 7.5 y 10.5 pulgadas.
La tinta electrónica llegó hace unos meses a los kioskos, con la publicación de la primera portada de tinta electrónica por parte de la revista Esquire, pero no conforme con ello ha dado el salto a otros dispositivos el reloj de pulsera Phosphor, que da la hora en tinta, eso sí, digital.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...