Integración e igualdad de oportunidades
«Aprender a ser personas» es el proyecto ganador del Premio a la Acción Magistral 2009. El trabajo persigue el desarrollo de la inteligencia emocional para, a través de diferentes actividades, facilitar la integración y mejorar la convivencia.

«Todos músicos, todos diferentes», del Conservatorio Profesional de Música de Torrente (Valencia), recibió una mención especial. Busca la integración de discapacitados mediante la música.
Su Majestad la Reina entregó ayer el Premio a la Acción Magistral como Homenaje al Maestro que, en su quinta edición, ha recaído en el proyecto «Aprender a ser personas» que desde hace cuatro años se lleva a cabo en el colegio público de Infantil y Primaria Ramiro Solans de Zaragoza. El centro, situado en el barrio Oliver, tiene 180 alumnos, el 69% de etnia gitana, el 30% de inmigrantes, de 18 nacionalidades.
Acompañaron a Doña Sofía la secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia; el presidente de la FAD, José Ángel Sánchez Asiaín, y su director general, Ignacio Calderón, así como el director de Comunicación e Imagen de BBVA, Gregorio Panadero, También estuvieron representadas las consejerías de Educación de las comunidades y las ciudades autónomas que han colaborado y de las organizaciones educativas más representativas (sindicatos de profesores y asociaciones o confederaciones de padres y madres), que también han colaborado en las distintas fases del Premio, dotado con 9.000 euros para los autores y otros 9.000 para el centro.
Durante el acto, el profesor, escritor y filósofo, D. José Antonio Marina glosó la figura del maestro.
Junto al proyecto ganador recibió una mención especial el realizado en el Conservatorio Profesional de Música de Torrente (Valencia) bajo el título «Todos músicos, todos diferentes».
Además, Rosario Blanco, directora del Ramiro Solans, recogió la placa de la orden Alfonso X el Sabio, que concede el Ministerio de Educación.
Al Premio a la Acción Magistral, que en la convocatoria de 2010 se ampliará a Educación Secundaria, concurrieron 251 proyectos de toda España. Su objetivo es reconocer y premiar la labor que el profesorado y los centros de Educación Infantil y Primaria realizan en favor de la educación en valores, promoviendo la colaboración entre la escuela, la familia y la comunidad, como principal vía para favorecer la lucha contra la drogadicción, según afirmó José Ángel Sánchez Asiaín.
Eva Almunia resaltó el objetivo del proyecto premiado de integrar y lograr la equidad de los alumnos, porque «el modelo que no lo hace promueve la discriminación».
Rosa María Lorente habló en nombre de los galardonados y aseguró que «educar es un acto de responsabilidad y compromiso» pero si los alumnos están en situación de riesgo «el reto es todavía mayor» Tanto Asiaín como Marina agradecieron el apoyo de la Corona a la educación.

Enviar a:

¿qué es esto?