El Hubble capta el violento choque de dos galaxias
La colisión de dos galaxias captada por el Hubble / NASA-ESA
Actualizado Miércoles, 14-10-09 a las 10:36
El telescopio espacial Hubble continúa enviando imágenes sorprendentes. Una de sus últimas fotografías muestra lo que parece una simple galaxia en espiral, muy similar a nuestra Vía Láctea, pero en realidad es mucho más que eso. Se trata del encuentro violentísimo, a gran velocidad, de dos galaxias que colisionan entre sí. El choque cósmico ha originado un nuevo núcleo, llamado NGC 2623 o Arp 243, situado a 250 millones de años luz en la constelación de Cáncer. Un nombre muy frío para un fenómeno provocado por una fusión tan caliente.

Estos abrazos no son tan extraordinarios. Más o menos, todos cumplen con un guión parecido: las galaxias se aproximan y grandes cantidades de gas son arrastradas desde cada una de ellas a la otra hasta que las dos se fusionan en un gigante masivo. En la imagen, el Hubble ha captado una de las últimas fases del proceso. Del núcleo a punto de fusionarse salen dos largas colas de brillantes estrellas. La más baja está ricamente poblada de cúmulos estelares, un centenar de ellos encontrados en estas observaciones. Estos cúmulos son más brillantes que los que vemos en nuestra vecindad y albergan estrellas muy jóvenes en etapas tempranas de su evolución.
El abrazo puede haber despertado a alguno de los agujeros negros supermasivos que se encuentran en el centro de la galaxias originales. La materia es arrastrada hacia el agujero, provocando una energía que puede captarse en una ancha franja del espectro electromagnético. NGC 2623 es tan brillante que encaja en el grupo de galaxias infrarrojas muy luminosas (LIRG). Su estudio forma parte del proyecto que combina los datos de Hubble, el Spitzer Space Telescope, Chandra y Galaxy Evolution Explorer (GALEX) para caraterizar objetos como núcleos activos de galaxias.

Enviar a:

¿qué es esto?