El PP pide a Salgado que aporte datos que contradigan el informe del FMI
Los populares no quieren dejar pasar por alto las afirmaciones de la ministra de Economía, Elena Salgado, de que el Gobierno dispone de datos que contradicen las previsiones del Fondo Monetario Internacional sobre la economía española, según las cuales, España será la única economía desarrollada que seguirá en recesión en 2010. Por ello, esta semana pedirán en el Congreso su comparecencia, según aseguró a ABC el secretario general del Grupo Popular, José Luis Ayllón. El diputado asegura que «los datos para realizar el estudio los recibe el FMI de un informe que el Gobierno realizó en julio. Parece que, cansados de engañar a los españoles, ahora quieren engañar a todo el mundo», informa P. C.
El programa de la televisión pública andaluza se llama «Soñadores», pero es capaz de generar pesadillas en diferido. Juan Sánchez Galera se tuvo que pellizcar cuando el pasado día 25 de septiembre Canal Sur emitió un elogioso reportaje sobre su extinta empresa de veleros, Astraea. El documental se rodó hace dos años, cuando la Junta de Andalucía entró en el accionariado de este astillero de Lopera (Jaén), que llegó a ser líder de su sector en España. La televisión andaluza lo emitió sin cerciorarse de que la empresa a la que ponía en un pedestal lleva un año cerrada y de que sus 14 trabajadores están ahora en paro. El empresario fundador, al que en la emisión se calificó como modelo, admite que lo fue, pero antes de que la Consejería de Innovación del Ejecutivo de Manuel Chaves le llevara a la ruina.
«Soñadores» es un programa patrocinado por la Fundación Red Andalucía Emprende, de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, motivo por el que el empresario no responsabiliza a Canal Sur del error, sino al Gobierno autonómico. Tras lamentar que se ofrezca a los andaluces una imagen falsa de la realidad empresarial de la comunidad, ironiza sobre sus propias declaraciones en el documental: «Puse a la Junta por las nubes. Y a los consejeros». Precisamente, uno de ellos, Francisco Vallejo, titular de Innovación en el último gobierno de Chaves, fue quien le llamó personalmente para pedirle que permitiera el rodaje en Astraea.
Eran otros tiempos. La empresa de veleros, antes de que la Junta entrara en su accionariado a través de Inverjaén, iba viento en popa. Recibía premios de prestigio y ganaba dinero. El astillero construía anualmente medio centenar de veleros. Con la entrada de la administración autonómica comenzó el declive, que se llevó por delante la solvencia financiera de Sánchez Galera y arruinó también al empresario que, «engañado por la Junta», le compró la sociedad. «Ahora tengo que pedirle dinero a mis padres», señala.
Desde 2008, Astraea, está en concurso de acreedores y toda su plantilla en el paro, lo que no cuadra con el espíritu del documental. «Los funcionarios de Innovación y Desarrollo fueron incapaces de comprobar algo tan sencillo antes de enviar el reportaje a la televisión autonómica. ¿Qué pensarían los antiguos empleados que por casualidad vieran el reportaje?, ¿que estaban ante una burla o en un túnel del tiempo?», se pregunta el empresario.
Sánchez no guarda buen recuerdo de 2003, año en el que aceptó que la Consejería de Innovación y Desarrollo, a través de Inverjaén, entrase en el capital social de la empresa con la promesa de hacerse cargo de un nuevo plan de expansión. La propiedad, la dirección y la plantilla confiaban que se afianzase aún más el futuro. Hasta entonces Astraea, fundada en 1994, no había tenido ningún problema de solvencia ni de pedidos. La facturación del astillero, que servía pedidos a clientes del Reino Unido, Francia, Italia, Suiza y Alemania empezó entonces a caer en picado. Y puesto que la Junta no cumplió sus compromisos, el fundador estudia reclamar las deudas por vía judicial.

Enviar a:

¿qué es esto?